Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo revisar el nivel del agua de tu coche

Revisar el nivel del agua de tu coche

Si en tu cuadro de instrumentos, luce un piloto con forma de termómetro y unas olas que simulan agua… tu coche te está avisando de que el nivel del líquido refrigerante está por debajo de lo normal. Así que toma nota de los pasos que tienes que dar para revisar el nivel del agua en el coche. Y si no se ha iluminado, saber cómo comprobar su estado no ocupa lugar y, además, estarás preparado por si sucede.

No te pierdas: Los 5 líquidos del coche que debes revisar

Antes de pasar a la acción, es necesario que sepamos la importancia que juega este líquido en la mecánica de nuestro coche. El refrigerante recorre el circuito interno del motor y absorbe una parte del calor que se genera en la combustión. Así es como cumple su objetivo: evitar un sobrecalentamiento. No en vano, una temperatura excesiva puede llegar a fundir los pistones y en el caso más extremo, desencadenar una explosión interna.

El líquido refrigerante tiene que tener una temperatura de ebullición muy alta, una temperatura de congelación baja y propiedades tanto anticorrosivas como antiincrustantes. Por ello, está compuesto por agua destilada y anticongelante concentrado. Además, para que no pierda estas propiedades, es recomendable revisarlo cada 20.000 o 30.000 kilómetros y sustituirlo cada 40.000 kilómetros o cada dos años.

Revisar el nivel del agua de tu coche

¿Cómo comprobar el nivel del refrigerante?

  1. En primer lugar, debes situar el coche sobre una superficie horizontal y llana.
  2. Para el motor y espera a que esté frío. Este paso es vital para que el depósito pierda temperatura y, sobre todo, para que el líquido no expulse vapor por estar muy caliente y te queme.
  3. Encuentra el depósito o vaso de expansión: es grande, cuadrado y, normalmente, semitransparente. El color del tapón varía de un modelo a otro, pero es frecuente que el tono empleado sea azul o negro.
  4. Ahora, sólo queda comprobar el estado del líquido refrigerante con las marcas que indican el mínimo y el máximo. Lo ideal es que esté entre ambos indicadores.
  5. Si está por debajo de lo recomendado, el procedimiento es sencillo: sólo tienes que rellenar el depósito del agua con una mezcla que contenga la misma parte de agua destilada y anticongelante. Eso sí, siguiendo unas instrucciones. El líquido debe ser el recomendado por el fabricante y no debes mezclar dos diferentes; si no lo encuentras o no sabes cuál es, llénalo únicamente con agua destilada.
  6. Por otro lado, si el nivel del refrigerante está situado por encima de lo normal, lo más adecuado es que vayas al taller porque el tapón de vaciado suele estar en la parte baja del radiador.

 

Revisar el nivel del agua de tu coche

Cómo revisar el agua del limpiaparabrisas

El radiador no es el único lugar en el que vas a encontrar agua en tu coche. Aunque su importancia es algo menos, no hay que descuidar el nivel del líquido que nos ayuda a mantener el parabrisas limpio. Además de lo peligroso que puede ser llevar la luna delantera sucia, ir a la ITV con el depósito del limpiaparabrisas vacío… puede generar algún problemilla.

Conocer su estado es tan sencillo como tocar la palanca y comprobar si sale agua o no. Además de esta evidencia, no está de más echar un vistazo al depósito que está debajo del capó: lo reconocerás porque es semitransparente y tiene un limpiaparabrisas dibujado en el tapón. Por lo tanto, si te has quedado sin líquido o su nivel es bajo, tendrás que rellenarlo. El proceso es parecido al anterior:

  • Deja que el motor se enfría para evitar tener contacto con alguna pieza que pueda estar caliente.
  • Busca el depósito; normalmente está en un lateral.
  • Rellénalo, a poder ser, con un líquido específico que evitar que se congele.

Y además