Skip to main content

Práctico

Motor

¿Cómo pulir los faros del coche?

12 puntos de deberías revisar faros
Puedes hacerlo de varias formas.

No contar con unos faros en perfectas condiciones no es un tema estético, que también. La seguridad en nuestro coche empeora si contamos con una iluminación deteriorada, reduciendo la visibilidad. Además, también tendrás problemas al pasar la ITV. ¿Cómo pulir los faros del coche? Te lo contamos.

No te pierdas: Los 3 grandes peligros de conducir un coche en la reserva de combustible

Seguro que has oído hablar de soluciones caseras para pulir los faros, permitiéndote con ello no tener que pasar por el taller. La pasta de dientes como gran aliado será lo que más has escuchado, pero puede que sea como tantas ideas que te han dado pero que, en la práctica, no te han servido para nada. ¿Cómo podemos hacerlo?

Acento faros Seat

Amazon

¿Cuándo ha llegado el momento?

El momento de pulir los faros llega con la pérdida de transparencia del cristal de nuestro equipo de iluminación. La meteorología, como en gran parte de los elementos de nuestro coche, juega en nuestra contra, afectando duramente el sol a los faros. La exposición prolongada de estos al mencionado sol terminará deteriorándolos, pues están fabricados con un material llamado policarbonato, quemándose la parte exterior de los mismos.

Otro motivo que quizás desconocías viene justo del interior del faro. Si utilizamos bombillas de gran potencia o superior a la recomendada también podrán sufrir un gran deterioro, esta vez de la parte interna. Igualmente, esto afectará negativamente al alumbrado, cubriendo al faro de una capa blanquecina.

¿Podemos repararlos en casa?

Sí, podemos hacerlo en casa. Solo tendremos que escoger el material que nos acompañará en este proceso, pues hay diferentes formas de hacerlo. En el mercado puedes encontrar pulimento líquido, que te ayudará a mejorar el aspecto del faro. También puedes contar con un kit de reparación específico o incluso atreverte con bicarbonato, vinagre y pasta de dientes.

faros LED

Si decides ir al grano, comprar un kit de reparación es una solución perfecta. En el mismo tendrás las instrucciones pertinentes para que no te pierdas en el pulido de faros. Por supuesto, contarás con el material necesario para hacerlo, y solo tendrás que pedirlo en tu tienda de confianza.

Hazte con un kit casero

La solución más comprometida pero más asequible la encontrarás en tu cocina. Tendrás que conseguir cinta de carrocero, lijas de grano (de 400, 1.000 y 2.000), taladradora, discos de lana, trapo que no se deshaga ni deje restos, pulimento líquido y agua. Si cuentas con este material solo tendrás que seguir unos pasos.

  • Limpiar los faros: Tenemos que dejar los fatos bien limpios con agua y jabón. Los restos de mosquitos deben desaparecer y el método de limpieza no puede dejar marca.

  • Lijar los faros: Con cinta de carrocero protegeremos los límites del faro para no afectar a la carrocería. Mediante círculos iremos recorriendo todo el faro con la lija de 400, para pasar a la de 1.000 y por último la de 2.000. De importancia será mantener el papel de lija mojado para evitar grietas o ralladuras.

  • Pulimento: Una vez limpiado el faro con agua, y tras secarlo, será el momento de aplicar pulimento líquido. En este caso lo repartiremos de forma homogénea utilizando un disco de lana que tendremos acoplado a la taladradora, pudiendo hacerlo varias veces hasta que consigamos dejar transparente el “cristal”. En último lugar pondremos un disco de lana nuevo para darle una última pasada.
Faros Polo GTI

AUTOBILD

¿Y si utilizamos pasta de diente?

Si es aún pequeño el desgaste de los faros podremos utilizar pasta de dientes. Primero habrá que lavar los faros de manera concienzuda, para pasar a aplicar la pasta con un trapo. Lo aplicaremos de manera homogénea en pequeños círculos, para dejarlo durante cinco minutos. Repetiremos el proceso cuando la pasta se haya secado para terminar volviendo a limpiar los faros con agua.

¿Vinagre y bicarbonato?

También hay otro método casero del que podrás echar mano. En este caso los ingredientes de este kit de reparación son vinagre y bicarbonato. ¿El proceso? Exactamente el mismo que el anterior. ¡Manos a la obra!

Etiquetas:

Motor

Y además