Patrocinado por:

Práctico

Autopistas de peaje: otra forma de viajar... pagando

Autopistas de peaje: otra forma de viajar... pagando

Noelia López

03/08/2014 - 17:11

Desde el inicio de la crisis, 2014 es el primer año en el que las vías de peaje han visto incrementado su tráfico, aunque siguen siendo la mejor alternativa para ahorrar tiempo

Las autopistas de peaje son una alternativa a tener en cuenta en tus desplazamientos vacacionales, vale que te toque pagar, pero también tienen sus ventajas.

En este práctico, vamos a dejar de lado el espinoso asunto de los problemas financieros que sufren algunas de las concesiones de vías de pago -ciertamente, no son todas- y vamos a centrarnos en extraer la más que posible utilidad de los 2.995,80 km de autopistas con peaje que hay en la red -en total hay 3.365,51 km, pero el resto se sufraga mediante el método de peaje en la sombra-.

La primera de estas carreteras se construyó a finales de los años 60, aunque la patronal que agrupa hoy las 33 empresas concesionarias se fundó en 1973. A pesar de los problemas que tienen algunas de ellas, ese 22% de las vías de alta capacidad del total de la Red de Carreteras del Estado siguen siendo las de construcción más reciente y, también, las mejor mantenidas.

Además, todavía siguen estando prácticamente vacías en días puntuales en los que sus alternativas gratuitas pueden presentar complicaciones. Estas vías de peaje son también más seguras, ya que su índice de accidentalidad no solo suele ser mucho más bajo que el del resto de carreteras, también disponen de sus propios centros de control, en los que se monitoriza todo su recorrido las 24 horas del día. Esto te asegura una rápida y certera respuesta de los servicios de emergencia en caso de siniestro, cosa que por desgracia no pasa en las carreteras públicas.

Casos paradigmáticos

Al fin y al cabo, ¿qué son 10 o 15 euros a cambio de llegar una hora antes a casa de regreso de vacaciones? Y, sobre todo, hacerlo de una manera mucho más relajada.

Hace unas semanas, de regreso de Alicante a Madrid una tarde de domingo, opté por la AP-36 por dos motivos: evitar el previsible atasco de entrada a Madrid por la A-3 y llegar más directo a mi casa en la zona sur. Ese día me equivoqué porque en seguida me di cuenta de que la carretera de Valencia -que se ve en algunos tramos desde la AP-36- iba casi vacía.

Reconozco que los 15,55 euros que pagué por el recorrido total me picaron, incluso a pesar el ahorro de kilómetros traducido en alrededor de 25 minutos. Seguramente, en parte esto se debe a que pasé por los 174 km de recorrido de esta vía en hora y media y no hay nada más relativo que el tiempo: si lo has pasado conduciendo a 120 km/h por una carretera solitaria parece mucho menos que si te lo pegas arrancando y parando en un atasco.

Yo soy el primero en defender lo público y gratuito, pero, también pienso que terminar o empezar bien unas vacaciones resulta fundamental. En todo caso, si eres de los que están con derecho indignados con los 4.773,62 millones de euros con los que el Estado subvencionó las vías de pago entre 1977 y 2008 y quieres protestar por ello, te recomiendo que lo hagas poniendo una pegatina en tu coche o uniéndote a un grupo de facebook, pero que nunca se te ocurra saltarte un peaje.

Aunque hayas entrado en la autovía por una simple equivocación, cosa harto fácil en algunos nudos que parecen diseñados para dirigirte hacia el peaje, este siempre está señalizado con anterioridad, aunque solo sea con una marca vial en el suelo, así que tendrás que pagar. Si no, estarás incurriendo en una infracción del artículo 153 del Reglamento General de Circulación, que no conlleva la pérdida de puntos, pero sí una sanción de 100 euros.

Multas y de las gordas

Además, desde diciembre de 2012, la DGT se toma muy en serio este asunto y tramita con la mayor celeridad las denuncias que interponen los propios empleados de las cabinas. Y no solo eso, si por la razón que fuera te encaras con uno de ellos y considera que estás entorpeciendo la circulación, tiene la obligación de llamar inmediatamente a la Guardia Civil y la multa que te caerá por esta causa es, también, de 100 euros.

Por otro lado, si mientras estás en la cola para pasar por el peaje, decides bajarte del vehículo, siempre que sea con la intención aparente de dejarlo ahí parado, te pueden sancionar por aparcamiento prohibido con una multa de 200 euros.

Hablando de dinero y por si vas a pasar por ahí, puedes consultar en esta tabla el coste que tienen todos los tramos de carreteras de pago, siempre que lo hagas en su recorrido más extenso y a la hora punta, cuando su precio es un 20% más caro de media.

En todo caso, cuando te encuentras con un atasco de los gordos y dispones de una carretera de peaje como alternativa, te alegras de poder llegar antes a casa a cambio de pagar cinco o diez euros sea la hora que sea y, además, ¿cuánta gasolina ahorras tomando ese atajo?

¿Habrá más carreteras de pago?

En mayo de 2012, la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció que desde enero de 2013 se cobraría peaje por usar autovías como la M-45 -foto de arriba- o la M-501. En el momento álgido de la crisis económica, desde el gobierno de la región se apuntó esta medida como indispensable para obtener 167 millones de euros al año con los que sufragar el mantenimiento del resto de la red vial madrileña. Hubo numerosas protestas, pero al cabo de algo más de un año los regidores de Madrid desistieron del proyecto por su dificultad técnica y su elevado coste.

Si viajas mucho, VíaT

Algunas entidades financieras ofrecen por unos seis euros al año un pequeño aparato de telepeaje, que se coloca en la parte superior e interior del parabrisas. El aparato funciona como si fuera una tarjeta de crédito, así que dependiendo de qué tipo de condiciones tengas con tu banco, te puede salir incluso gratis.

En España, el nombre comercial que se le ha dado a este producto es ViaT, ya lo tienen casi dos millones de conductores y este dispositivo también sirve en los peajes de Francia y Portugal. Entre los últimos servicios que se han añadido al ViaT es que con él también se puede pagar en un número creciente de aparcamientos privados.

Estos días de embotellamientos generalizados puedes beneficiarse de una de sus grandes ventajas, y es que con el ViaT en tu coche, ahorrarás tiempo: al poder pasar a 30 km/h por el peaje y tener varios tornos reservados para los usuarios de telepeaje, estos siempre pasan mucho más rápido que el resto.

¿Y el ahorro económico? Depende de qué autovía de peaje uses y cuánto lo hagas. Te recomiendo que consultes las tablas de descuento en www.viat.es. Lo mejor es que no necesitas nada para obtener esta rebaja, ya que se te aplica en el total de la tarifa del mes, pero para acercarte al 50% deberás usarlo a diario.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches