Skip to main content

Práctico

Atento a estos consejos para conducir con calor

Calor, mucho calor. Este verano está siendo una auténtica locura en cuento a temperaturas. ¿Cómo afecta eso a la conducción? Pues lo hace, y mucho: en el siguiente vídeo te explicamos cómo

Ola de calor, tras ola de calor... ¿Afectan las altas temperaturas a la conduccion? Por supuesto que sí. Por eso, en este vídeo te traemos estos consejos: para mantenerte seguro, cómodo en la carretera y anticiparte a los riesgos del verano. 

No te pierdas: VÍDEO: Este es el ejemplo práctico de lo que ve un dron de la DGT

Llegan las vacaciones y con ellas, los largos viajes a distintos lugares turísticos para desconectar. Y es que, en una playa, con un mojito a la sombra en el chiringuito y el mar a escasos 50 metros, el calor se lleva mucho mejor. Pero cuando te tienes que enfrentar a una ola de calor en el asfalto, hay que tener mucho más cuidado. Así que, atiende a los consejos de este vídeo.

VÍDEO: Cómo localizar un radar móvil camuflado, ¡te lo descubrimos!

Riesgos de una ola de calor 

Para empezar, es importante mantener tanto tu coche como a ti mismo hidratado. Al igual que es importante que el conductor beba mucha agua durante el viaje, tu coche también necesita unos cuidados más especiales. ¿Cómo qué? Tendrás que prestar más atención al nivel de aceite, del agua refrigerante y comprobar el nivel de presión de los neumáticos. El coche tiene que estar en perfectas condiciones para circular sin peligro. 

Una vez dentro, antes de poner el aire acondicionado, es aconsejable abrir las ventanillas un par de minutos para ventilar. Después, selecciona el modo automático en el climatizador para que la temperatura del coche se regule de forma equilibrada y ponerlo a una temperatura que tampoco afecte tanto a tu autonomía, como unos 21 grados.

Esto respecto al vehículo, pero tú como conductor también debes seguir unas pautas. Intenta llevar ropa ligera y transpirable para sentir menos calor, gafas de sol para evitar los reflejos y no conduzcas con chanclas, ya que se no se agarran y pueden hacernos tener un susto. Y, por supuesto, tendrás que parar mínimo cada dos horas y evitar conducir en las horas centrales del día, donde más calor hace. 

No te pierdas: VÍDEO: Así es cómo no se deben adelantar a los ciclistas, sus vidas están en juego

Debes saber que el deshidratación y el exceso de calor provoca que las capacidades de los conductores bajen hasta un 20%. Esto significa que tardarán más en frenar o que se saldrán del carril de forma involuntaria. Por eso, te recomendamos que sigas estos consejos para disfrutar de tus vacaciones de verano sin contratiempos innecesarios. 

Y además