Noticia

No beber es tan peligroso como ir borracho al volante

No beber es tan peligroso como ir borracho al volante

Noelia López

08/07/2015 - 13:00

¿Beber o no beber antes de conducir? Pues alcohol, por supuesto, no; pero agua sí y en grandes cantidades, porque un estudio demuestra que conducir deshidratado es tan peligroso como hacerlo bajo los efectos del alcohol.

Toda la vida escuchando aquello de "si bebes, no conduzcas" y ahora resulta que no beber es tan peligroso como ir borracho al volante. Pero ojo, no te confundasno se trata de alcohol (ni gasolina como esta chica), lo que sí hay que beber es agua ¡y mucha!

Los conductores que viajan con un nivel de hidratación insuficiente cometen el doble de errores que si estuvieran adecuadamente hidratados, revela el estudio "Deshidratación y Conducción" realizado en Reino Unido por científicos de la Universidad de Loughborough. Significa esto que los conductores poco hidratados cometen el mismo número de errores que aquellos que están bajo los efectos del alcohol, según explica el European Hydration Institute (EHI), colaborador en el estudio.

El EHI alerta así de la importancia de tener una adecuada hidratación al volante para garantizar la seguridad del resto de pasajeros y subraya que "tampoco hay que beber más de lo necesario", aunque "normalmente los errores son más por falta que por exceso".

Según este análisis, entre los fallos más comunes de los conductores que no están adecuadamente hidratados, y aquellos con un nivel de alcohol en sangre de un 0,8 gramos por litro en sangre, están la salida involuntaria del carril, el frenar demasiado tarde y salir o tocar o rebasar la línea del arcén.

Con una deshidratación leve (pérdida del 1-2 % del agua presente en nuestro organismo) se reduce notablemente la capacidad física y cognitiva, e incluso pueden aparecer problemas en la función cardiovascular y termorreguladora.

Cuando la pérdida es mayor, un 4 %, aparecen síntomas como dificultad para la concentración, dolor de cabeza y somnolencia, "y según progrese la deshidratación, los síntomas serán más graves", destaca el estudio.

El estudio recomienda hacer una ingesta de líquidos adecuada combinando la toma de agua con otras bebidas como los zumos, la leche, los refrescos, el café y el té, ya que contienen más de un 85 % de agua.

Si se está cansado son recomendables bebidas con cafeína, como el café o las bebidas con cola, "siempre controlando el aporte calórico". También es beneficioso realizar una parada cada dos horas. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches