Skip to main content
toyota ch-r

Una de seguridad: cómo adelantar a un coche

Efectuar mal esta maniobra, que entraña gran peligrosidad, no solo conlleva infracciones graves, sino que puede llegar a costarte la vida.

Aunque es una maniobra que hacemos a diario, lo cierto es que adelantar a un coche (sobre todo, en una carretera convencional de doble sentido) es una acción peligrosa que requiere toda nuestra atención, y cuidar al máximo los detalles. No solo por el riesgo que implica; recuerda que las infracciones relacionadas con adelantamientos están catalogadas como graves, con lo que conllevan una multa de 200 euros, y pérdida de puntos.

Para evitarte sustos, queremos recordarte cómo puedes realizar un adelantamiento perfecto. que no suponga menor riesgo para ninguno de los vehículos implicados. Esto es más fácil de llevar a cabo en autovías y autopistas ya que, en ellas, solo es necesario efectuar dos cambios de carril consecutivos, y la posibilidad de chocar con un vehículo que venga de frente es inexistente. Pero en las carreteras de doble sentido, la cosa cambia. Y es que en ellas se añade el riesgo de encontrarse un vehículo de frente. Te ofrecemos las reglas básicas que nunca debes olvidar cuando vayas a adelantar. 

 

1. A vueltas con la distancia

- Si no vas a adelantar, deja espacio suficiente entre tu coche y el que te precede. Así no solo respetarás la distancia de seguridad, sino que también permitirás que otros conductores te adelanten sin obligarles a hacer un adelantamiento doble o triple.

- Si vas a adelantar a un coche, deja una distancia adecuada con el vehículo al que pretendes pasar. Si te pones muy cerca, la visibilidad será peor y no estarás respetando la distancia de seguridad. Si estás muy lejos, se alargará demasiado la maniobra. Además, cerciórate de que, una vez efectuado el adelantamiento, tendrás espacio para volver a tu carril.

2. Las señales

Recuerda que hay dos tipos de señales que te indican si puedes o no adelantar: las verticales, y las líneas del suelo.

- La línea continua significa que no puedes adelantar. Suele ir acompañada de una señal vertical, en la que el coche de la izquierda aparece en rojo.

Señal prohibido adelantar

- La línea discontinua significa que puedes adelantar. Tiende a complementarse con una señal vertical que indica el fin de la prohibición de adelantar; es similar a la anterior, pero en blanco y negro.
 

Señal de permitido adelantar

¡Ojo!; el hecho de que haya una señal que te permita adelantar no implica que lo puedas hacer sin cerciorarte antes de que la maniobra carece de peligro en ese momento.

- Además, está prohibido adelantar en túneles con un carril por sentido, en la proximidad a una intersección, en los pasos de peatones y en los pasos a nivel.

3. Cómo efectuar el adelantamiento perfecto

Prueba del Toyota Yaris Hybrid, un gran híbrido
Prueba del Toyota Yaris Hybrid, un gran híbrido

- Antes de iniciar el adelantamiento, mira por el espejo exterior izquierdo para comprobar que otro vehículo no ha iniciado el adelantamiento antes que tú. Por supuesto, mira al carril contrario para cerciorarte de que no viene ningún coche de frente. Si tienes vía libre, acuérdate de señalizarlo poniendo el intermitente para indicar el cambio de carril. Y nunca adelantes detrás de otro que ya lo está haciendo.

- Empieza la maniobra con el motor en las revoluciones adecuadas para disponer de la necesaria reserva de potencia. En un turbodiésel en torno a las 2.000 rpm, y en un vehículo de gasolina, sobre las 3.500 rpm

- Permanece en el carril izquierdo el menor tiempo posible, acelerando con firmeza.

- Vuelve a tu carril solo cuando veas por el retrovisor interior al vehículo rebasado; así evitarás entrar en su trayectoria sin la debida distancia de seguridad.

- Una vez en tu carril, sigue acelerando. Si no lo haces, comprometerás la trayectoria de otro coche que puede haber iniciado la maniobra de adelantamiento a la vez que tú.

- Es obligatorio facilitar la maniobra de adelantamiento a otros vehículos, circulando lo más cerca posible del margen derecho de la vía e incluso reduciendo la velocidad.

4. Cómo adelantar a ciclistas

Para adelantar a un ciclista con seguridad, es importantísimo que siempre dejes un metro y medio (como mínimo) de distancia de seguridad entre tu vehículo y la bicicleta.

El conductor del coche debe tener en cuenta la anchura, el trazado y el estado de la vía; además de la visibilidad. Pero, sobre todo, ha de mantener una separación frontal y lateral lo suficientemente amplia como para no molestar al ciclista. Si tiene que invadir el carril contrario, una maniobra permitida por la normativa para estos casos, tendrá que asegurarse de que no hay otras bicis o vehículos circulando por él.

Si no es posible realizar el adelantamiento en estas condiciones, el conductor deberá renunciar a la maniobra, reducir su velocidad e, incluso, parar la marcha si fuera necesario.

5. Más seguro con Safety Sense de Toyota

El sistema Safety Sense de Toyota cuenta con un conjunto de cuatro tecnologías activas (Sistema de Seguridad Pre-colisión, Avisador de Cambio Involuntario de Carril, Control Inteligente de Luces de Carretera y Reconocimiento Señales de Tráfico), diseñadas para reducir los accidentes de tráfico e intentar generar un entorno de conducción más seguro para todos.

Toyota Safety Sense: la seguridad del futuro ya está aquí
Toyota Safety Sense: la seguridad del futuro ya está aquí

Así, por ejemplo, te será muy útil el Reconocimiento Señales de Tráfico, que te insica si estás en una zona en la que está permitido adelantar. Si, por un despiste, intentas realizar la maniobra en una zona en la que está prohibido, el sistema emitirá un aviso visual y sonoro para avisarte.

Más de Espacio Toyota