Skip to main content
50.000 kms

Qué elementos del coche debes revisar al superar los 50.000 kilómetros

Que no te pille de sorpresa...

Si el odómetro de tu coche se acerca a los 50.000 kilómetros, hay algunos elementos que deberás revisar si no quieres llevarte un susto en el momento menos oportuno.

Ten cuenta que se trata de un valor aproximado, ya que la vida útil de los componentes será mayor o menor de 50.000 kilómetros dependiendo del trato que le des a la mecánica.

Aceites y filtros

Revisar el estado del aceite del motor y los filtros es algo que se hace a los 50 mil kilómetros, pero también antes. De hecho, lo recomendable es cambiar el lubricante una vez al año y el filtro del aceite, cada dos.

También es importante comprobar el nivel del líquido refrigerante.

Si no los has cambiado en su momento (consulta el manual de instrucciones para ver la caducidad de cana uno), revisa también el estado del filtro del habitáculo y del aire. No olvides chequear el filtro del combustible.

Frenos

Aunque no hayas notado nada extraño como un chirrido cuando pisas el pedal, no está de más que compruebes el estado de las pastillas de freno. Recuerda que no basta con que sean lo suficientemente gruesas, ya que pueden estar cristalizadas.

Comprueba el color y la cantidad del líquido de frenos: debe ser transparente y no estar por debajo del mínimo.

Correas

De las correas de distribución, alternador, aire acondicionado y ventilador tendrás que comprobar tanto el estado (que no estén muy desgastadas o presenten síntomas de rotura) y la tensión.

Bujías

No todos los problemas de encendido del motor son culpa de la batería: a los 50 mil kilómetros toca revisar el estado de las bujías.

Neumáticos

En este caso, lo de los 50 mil kilómetros es solo un aviso de que debes vigilar el estado de los neumáticos con frecuencia. Presta atención a la profundidad del dibujo, a que no presenten grietas o abolladuras y comprueba también que la presión es la correcta.

Mira los bajos y el capó

Aunque no seas mecánico puedes advertir problemas como fugas de aceite o problemas en los amortiguadores. Comprueba también la sujeción y el estado general del sistema de escape.

Con el capó abierto, busca manchas de lubricante o manguitos que puedan estar rotos o a punto de romperse.

Radiador

A los 50 mil kilómetros, también se recomienda realizar el mantenimiento, limpieza y sondeo del radiador.