Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

¿Se está yendo de las manos el tamaño de las llantas de los coches?

Llantas
El tamaño de las llantas de los coches es cada vez más grande, algo que en algún momento debería tener fin. ¿No se le está yendo de las manos este tema a los fabricantes?

Las llantas son uno de los elementos que más le pueden cambiar la cara a un coche. Haced la prueba y elegid cualquier modelo. Entonces, comparad cómo luce la versión de acceso y cómo lo hace la más equipada. Desde el punto de vista de la estética, las llantas son un punto clave para dar ese aspecto de coche mejor acabado y, la mayoría de las veces, más deportivo.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Con el paso del tiempo el tamaño de las llantas de nuestros coches ha crecido sin parar. Hoy en día, tamaños de 16 o 17 pulgadas pueden considerarse casi pequeños cuando hace no tanto que eran lo más de lo más. Hoy en día es habitual ver modelos de 20 o más pulgadas. Y no hay que irse a marcas de altos vuelos para ello. Un modelo generalista como el Renault Scénic aporta de serie unas precisamente de 20 pulgadas. ¿No se les están yendo de las manos a los fabricantes este asunto?

Llantas
El Audi RS Q8 puede llegar a tener unas llantas de 23 pulgadas.

Unas recientes declaraciones del jefe de diseño de Audi, Marc Lichte, han fijado el límite en 23 pulgadas, precisamente el tamaño que puede equipar el RS Q8 como opción. Uno no es consciente del tamaño real que tienen estas llantas hasta que las tiene delante. Son increíblemente grandes. Y, seguramente, innecesarias.

No te pierdas: Cambiar llantas, las medidas que puedes y no puedes poner

Es cierto que la corriente estética que han seguido los diferentes fabricantes nos ha llevado al punto actual. Entre ellos se retroalimentan. Y precisamente por ello deberían poner fin a este constante crecimiento. Tener una llanta grande en el coche tiene ciertas pegas que, dicho sea de paso, los diseñadores saben enmascarar de la mejor manera posible. Y no hablamos de nada estético en esta ocasión, sino de confort y de rendimiento.

Uno de los motivos que ha provocado la proliferación de las llantas de gran tamaño ha sido la moda SUV que existe entre los compradores de coches. El tamaño de estos vehículos y de sus pasos de rueda demandan un gran neumático. Y seamos serios, prácticamente nadie de los que se compra un SUV pretende utilizarlo como si fuese un todoterreno. Por ello no tiene sentido equipar unas ruedas de perfil ancho, que serían las que demandase una hipotética utilización off-road. Mejor apostar por una llanta de gran tamaño y diseño llamativo con las que lograr un conjunto que entre por los ojos.

Llantas
El Renault Scénic ofrece de serie unas llantas de 20 pulgadas.

Como decíamos, una llanta de demasiado diámetro puede tener contraindicaciones. Por ello es importante llegar a un equilibrio entre tamaño y desempeño. La primera y más importante tiene que ver con la comodidad de los pasajeros. Unas llantas de gran tamaño implican un neumático de perfil bajo que filtrará peor las imperfecciones de la carretera. Las vibraciones también llegarán con más calidad al volante. Y, por supuesto, estaremos más expuestos a dañar la llanta en cuestión, algo que se eleva a la máxima expresión si la misma está pintada en un color oscuro. Basta un pequeño apoyo sobre un bordillo para que el metal toque con éste y se haya producido el desastre. La primera vez duele como una puñalada, os lo digo por experiencia...

Una llanta de grandes dimensiones también hace que el motor tenga que realizar mayor esfuerzo para poner en marcha el coche, que perderá agilidad en lo que a las aceleraciones se refiere. No obstante, esto es una pega menor, puesto que hoy en día los coches tienen potencia suficiente como para evitar problemas en este sentido. Lo que sí que puede afectar a nuestro bolsillo con más vehemencia es la relación que hay entre unas llantas grandes y el consumo o las emisiones. Mientras más voluminosa sea la pieza, más consumo tendremos y CO2 emitiremos. La relación con el Impuesto de Matriculación es cara y directa.

En definitiva, bien harían todos los fabricantes en poner fin a este constante crecimiento de las llantas. Con 20 o 21 pulgadas de tamaño, que ya es un exceso, hay espacio suficiente como para crear diseños llamativos y llenar esos enormes pasos de rueda de los SUV. ¿Y para los coches deportivos? Pues con más razón.

Más:

Opinión

Y además