Imagen de perfil de Emilio Salmoral
La opinión de
Emilio Salmoral

Un hombre... un coche

Emilio Salmoral

08/25/2011 - 12:07

Al igual que lo que aprendí en Le Mans que era un hombre... una tienda de campaña (dos tios adultos no pueden dormir en una tienda del Decathlon de dos personas a no ser que compartan algo más) y una sillita (te sirve para descansar y subirte a ella cuando quieras ver entre la multitud) hay otra regla (no escrita) en el mundo del automóvil que es: un hombre... un coche.

Sí, un coche y un conductor unidos por los años, casi por una vida, con miles de kilómetros recorridos, emociones, momentos buenos, peligrosos y, sobre todo, una complicidad algo extraña entre el hombre y la máquina. Es una relación extraña, una especie de matrimonio fetichista con un conjunto de hierro, tuercas y gasolina al que, poco a poco, vas humanizando y cada vez lo sientes más como tuyo, como parte de tu vida, como una prolongación de ti. Un objeto que te acompaña el resto de tu vida, que contempla como pasan los años, como te hace más viejo y que siempre estará a tu lado. Esto te puede suceder con... ¡un reloj! pero sin duda, es más emocionante si te sucede con algo con ruedas.

bmw m3 e30 jose mari ponce

Llevo más de seis años con mi BMW M3 E30 y tengo claro que es un coche que me acompañará el resto de mi vida. Otros los disfrutaré, me hartaré de ellos y luego los venderé, pero con el ///M es distinto... Durante este tiempo, he pasado momentos desagradables (hace tres años me lo robaron y ¡menos mal! apareció) pero otros emocionantes (sobre todo en una zona de curvas). Los dos nos conocemos a la perfección, se donde se va a poner de derrapar, a que rpm le gusta rodar al motor, la forma de entregar la potencia... tanto que llegas al punto en que tienes enchufado el coche al mismo cerebro y ya no hay secretos entre los dos. A Jose Mari Ponce le sucede lo mismo con su M3, se subió por primera vez en 1987 (hace 24 años!), fue campeón de España de rallys en 1991, en 2011 sigue corriendo en Canarias con su BMW (ya no es la misma unidad) y no tiene intención de cambiar de modelo. Otro caso similar es el de Jesús Ferreiro y su Ford Escort con el que hace honor a su cita de "se puede ir más rápido, pero no más de lado". Y sin salir de España, todavía tenemos otro ejemplo de un hombre.. un coche: Sergio Vallejo siempre estará unido en nuestra retina al Porsche 911 GT3 (por suerte se ha subido de nuevo). Nadie sabe llevar este coche mejor que él y hasta los aficionados de Polonia alucinan con los Vallejo en YouTube.

Pero el record de todos los un hombre... un coche los tiene una mujer. Concretamente la señora Margaret Dunning de Plymouth. Cumplió 101 años el pasado mes de junio y, por supuesto, sigue conduciendo su precioso Packard 740 de 1930. "Este coche tiene mente propia" explica la Margaret, como puedes ver, todos los que estamos enganchados a un coche decimos lo mismo. Por supuesto, lo tiene tan bien cuidado y bonito que estuvo expuesto en el Concours d’Élégance of America. Te dejo este video que han realizado los compañeros del New York Times:

 

Como te decía... un hombre... un coche... una vida... y muchas emociones. Mrs. Margaret con usted se cumple aquello de: "Que lo disfrute con salud!"

Fotos: la preciosa foto del BMW M3 es del gran aficionado a los rallys Mariano Adradas

Lecturas recomendadas

Buscador de coches