Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

¿Acabará el coche eléctrico con Tesla?

Tesla

Las cifras económicas de Tesla no son todo lo buenas que cabría esperar, y es que el desarrollo de la electromovilidad es tan complicado como caro. Sin tener otra vía de escape que esa, ¿cómo pinta el futuro de la marca de Elon Musk?

Algo más de tres lustros lleva Tesla en liza, y aunque pueda parecer paradójico, ahora que los coches eléctricos empiezan a proliferar, su futuro parece más complicado que nunca. Las cifras de ventas no son las adecuadas, incluso aunque en China ha habido un reciente alza en este sentido. Incluso los inversores de la marca empiezan a ver un negro panorama que tiene su esperanza en el Model 3. El más barato de los coches de la compañía debería suponer un espaldarazo a las cuentas del fabricante, pero de momento no es así.

No te pierdas: Todas las novedades que verás en 2019

Lo que suceda durante los próximos 6 o 12 meses resultará fundamental para conocer el destino de la firma de Elon Musk, y es que conviene recordar que los indicios no son nada positivos. Las acciones de la marca han bajado durante este año un 38%, a lo que hay que sumar una advertencia del magnate sudafricano a sus empleados el mes pasado de que existe un plazo de 10 meses para alcanzar un equilibrio económico. Fruto de ello llegarán recortes.

VÍDEO: Así funciona el Autopilot de Tesla desde dentro

A pesar de todo esto, en Tesla aún confían en marcar récord de ventas durante el presente trimestre, lo que sería un pequeño indicio de recuperación. No obstante, aún siendo así, es imposible obviar que la electromovilidad es algo caro, muy caro, tanto en su desarrollo como para el cliente. Y si el cliente no puede comprar suficientes coches, las cuentas no salen. Lo estamos viendo con diferentes fabricantes mucho más establecidos, que se ven obligados a llegar a acuerdos de colaboración en materia eléctrica para limitar los costes y, ya de paso, ahorrar tiempo de desarrollo. Esta misma semana se ha anunciado que BMW y Jaguar Land Rover desarrollarán motores eléctricos de la mano, mientras que Subaru y Toyota harán lo propio con una nueva plataforma para vehículos eléctricos y con un nuevo SUV cero emisiones.

No te pierdas: Probamos el Tesla Model 3

Llegados a este punto, ¿qué opciones tiene Tesla para remontar el vuelo en el caso de que las cuentas no salgan de forma definitiva? Un posible acuerdo con el gobierno chino podría ser una opción. Las ventas de eléctricos en aquellas latitudes son especialmente buenas, con lo que se convertiría en una gran oportunidad para la firma americana. Incluso puede que no haga falta llegar a tanto, pues es público que Tesla construye una fábrica en China que acabará por evitar los altos aranceles que han de pagar sus coches construidos en Estados Unidos. Además, la relación de China con la marca de Musk es cada vez mayor, pues esa factoría se está construyendo porque los bancos de aquel país prestaron a Tesla 520 millones de dólares para ello, a lo que debemos sumar que Tencent Holdings, gigante chino de Internet, posee un 5% de la empresa. Eso sí, habría que ver cómo se tomaría Estados Unidos un 'exceso de intrusismo' chino en Tesla.

VÍDEO: Todos los detalles del nuevo Tesla Model Y

Otra de las posibles soluciones al futuro de Tesla sería que otra compañía, ya sea automovilística o tecnológica, la adquiriese. Sin embargo, todas y cada una de las que podrían acometer una acción así piensan que la marca americana es muy cara, a pesar de la caída de sus acciones. Además, la entrada de un nuevo dueño podría exigir la salida de Elon Musk, algo que parece inviable porque el sudafricano y su 'juguete' son uno.

También puede valorar Tesla una posible venta de su tecnología a otros fabricantes. Se sabe que muchos admiran lo logrado en el campo eléctrico por los americanos, con lo que pagarían bien y con gusto, pero algo así significaría la pérdida de esencia y exclusividad de la marca.

No es fácil el futuro de Tesla, como no es fácil el futuro de la automoción eléctrica. Es una tecnología, como decíamos, muy cara, tanto para los fabricantes como para los clientes. Llegará un momento en el que los precios bajen, pero habrá que ver si la firma de Elon Musk aguanta a flote hasta entonces tal y como la conocemos hoy en día.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además