Noticia

Vuelve la guerra entre concesionarios y fabricantes

Vuelve la guerra entre concesionarios y fabricantes

Vicente Cano

19/04/2011 - 11:54

Los representantes de los fabricantes y de los concesionarios están manteniendo una negociación muy tensa para la aplicación de uno de los apartados de la Ley Sinde, que afecta directamente a la ditribución de automóviles entre los concesionarios y al stock que estos establecimientos deben asumir como propio.

La negociación que la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (ANFAC) está manteniendo hace dos meses con la patronal de los concesionarios (FACONAUTO) a cuenta de la futura Ley de Distribución Comercial va camino de enquistarse. Esta semana, Faconauto ha acusado a los representantes de los vendedores de coches de seguir una estrategia tendente a la imposición de postulados propios. Alguno de los negociadores por parte de las marcas ha llegado a tildar esta conducta de auténtico “chantaje”.

La denuncia fue hecha por el presidente de la Comisión de Asuntos Comerciales de ANFAC, Rafael Prieto, quien señaló que FACONAUTO ha mostrado una posición maximalista en el asunto del arbitraje de conflictos que se trata en la comisión jurídica que negocia el Código de Buenas Prácticas de la distribución de automóviles en España. Esta negociación es producto de los acuerdos alcanzados por las principales asociaciones del sector del automóvil: los fabricantes de ANFAC, los importadores de ANIACAM, los concesionarios de FACONAUTO y los vendedores de GANVAM con el Ministerio de Industria, en los que se abría un proceso entre las partes para formular los contenidos de la futura Ley de Distribución Comercial que el Gobierno se ha comprometido a aprobar en un plazo de seis meses.

La controversia con FACONAUTO, por parte de ANFAC, se ha suscitado a propósito de la exigencia de los primeros de establecer mecanismos rígidos de arbitraje en el Código de Buenas Prácticas, que los fabricantes entienden pueden quedar superados por los propios contenidos de la ley de Distribución que se apruebe en el Parlamento. ANFAC lamenta que los concesionarios hayan dirigido una carta al ministro de Industria, Miguel Sebastián, en la que expone su posición al respecto, sin haber tratado de agotar las vías de diálogo en la comisión que trata el citado Código de Buenas Prácticas. Rafael Prieto apuntó que el proceso abierto entre las actividades fabril y distribuidora del sector automovilístico español, tras la "anómala" situación creada con la enmienda a la Ley de Economía Sostenible, resuelta con un recurso similar en la Ley de Pagos del Estado, se dirige a establecer un Código de Buenas Prácticas entre las partes enfrentadas, pero que esa figura puede ser transitoria en función de los contenidos de la futura normativa.

El responsable de Asuntos Comerciales de ANFAC dijo que "dicho Código debe mantener el respeto al informe de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y no sobrepasar los límites que nos han marcado". 

Prieto eludió pronunciarse sobre si la actitud de FACONAUTO obedece a una medida en clave de grupo de presión, tras la constitución de la Mesa por la Distribución, en la que los concesionarios participan con vendedores de prensa, franquiciadores y estaciones de servicio. Los fabricantes acusaron también a FACONAUTO de crear dificultades dentro de un repertorio concreto de buenas prácticas, en el que no se formulan aportaciones y que, para ANFAC, es preciso llenar de contenido.

Fuente: Agencia EFE

Lecturas recomendadas

Buscador de coches