Noticia

Volkswagen Golf-e: el eléctrico llega al Salón de Ginebra

Volkswagen Golf-e: el eléctrico llega al Salón de Ginebra

Alejandro Palomo

21/02/2013 - 10:12

El Volkswagen Golf-e será completamente eléctrico y desarrollará una potencia equivalente a 115 CV. Su velocidad está limitada a 135 km/h y su aceleración hasta los 100 km/h se quedará en 11,8 segundos. Conseguirá una autonomía de 175 km y podrá recargarse en solo 20 minutos.

Era la gran asignatura pendiente de la firma de Wolfsburgo: el eléctrico puro, y cada vez está más cerca. Este Volkswagen Golf-e en realidad no es una novedad, de hecho AUTOBILD.ES ya pudo conducir el Volkswagen Golf eléctrico por las calles de Madrid el año pasado, solo que esa vez esta mecánica iba 'embutida' bajo la carrocería y la plataforma de la sexta generación del compacto.

Ahora, sus detalles definitivos han salido a relucir antes de su aparición en el Salón de Ginebra 2013. Según publica la web CarScoop, las especificaciones del prototipo que probamos entonces quedan confirmadas en el Volkswagen Golf-e de la última generación: su potencia pues será de 115 CV y un par constante (como en todo motor eléctrico) de 270 Nm, gracias a ellos podrá acelerar de 0 a 100 en 11,8 segundos y su velocidad máxima se parará en 135 km/h.

Sus baterías de ion-litio tienen una capacidad de 26,5 Kwh, con lo que consigue una autonomía máxima de 175 km. Van colocadas bajo los asientos traseros y el túnel central, por lo que la capacidad de su maletero permanece inalterada. Están refrigeradas por aire, mejor que por agua, puesto que el líquido en caso de accidente podría causar un incendio al entrar en contacto con el litio. Pueden cargarse (hasta el 95 %) en solo 20 minutos utilizando una toma de corriente trifásica; en cambio, si utilizas una red doméstica, el proceso requerirá cinco horas.

Volkswagen Golf VII

El peso del Volkswagen Golf-e, lógicamente se ha visto aumentado respecto a su equivalente con motor de combustión. Únicamente sus baterías suman al conjunto un peso de 315 kg, pero cuenta con una ventaja: su propulsor eléctrico (alojado en el vano motor, como un bloque normal) solo implica 80 kg, por lo que el peso extra respecto a las versiones de combustión interna se incrementa en 205 kg.

En el interior todo permanece inalterado, excepto su panel de instrumentos. El tacómetro (el reloj que indica las revoluciones) ha sido sustituido por un gráfico que muestra el gasto instantáneo de la energía. También hay un indicador de autonomía y, el velocímetro, situado a la derecha, incorpora una barra que muestra el estado de carga de las baterías.

Contará con tres modos de conducción: Normal, Eco y Range. Tanto la potencia y velocidad máximas estarán disponibles en el primero. En el segundo la cifra de fuerza quedará limitada a 95 CV y la velocidad a 120 km/h (seguramente esta sea la opción más usada). En el último, el aire acondicionado queda anulado por completo, además de la punta, que se queda en 95 km/h. El conductor, pisando el acelerador a fondo, volverá a poder disponer de toda la potencia del Volkswagen Golf-e.

Bajo el accionamiento de las levas que los conductores encontrarás tras su volante, podrán ir alternando cuatro modos distintos de retención del vehículo, clasificados por niveles, al levantar el pie del acelerador, el motor retendrá en mayor o menos medida, lo que servirá, como ya es costumbre en este tipo de vehículos, para recargar las baterías ligeramente.

Todas las novedades del Salón de Ginebra 2013.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Todo sobre Volkswagen

Volkswagen

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Ginebra 2013