Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: la restauración de este Nissan Skyline GT-R R32 es una obra de arte

Nissan es consciente del peso que tienen sus modelos más emblemáticos en la historia de la marca. Razón por la que junto a Nismo, la línea prestacional de la casa, pusieron en marcha un programa para ponerlos a punto y dejarlos como si acabaran de salir de fábrica. El vídeo que acompaña a estas líneas desvela cómo es ese trabajo y muestra que la restauración de este Nissan Skyline GT-R R32 es una obra de arte.

Este Nissan Skyline alcanza 350 km/h… ¡en menos de 6,5 segundos!

Bautizado como Nismo Heritage, este programa arrancó hace cuatro años. Por aquel entonces su único cometido era volver a fabricar piezas que ya estaban fuera de producción y eran complicadas de encontrar para aquellos que tenían en el garaje un R32. A finales de 2020 se convirtió en un servicio de restauración completo centrado en los Nissan Skyline GT-R y la marca japonesa ha comenzado con la citada generación.

De fábrica o mejorado

La restauración comienza desmontando por completo el coche para revisar cada una de sus partes y ponerlas a punto, eliminando, por ejemplo el óxido. En el siguiente paso Nismo rocía la carcasa y el chasis con pintura en la planta de Omori en Yokohama (Japón) y utiliza avanzadas herramientas de medición 3D para encontrar cualquier imperfección en el chasis. Incluso emplean una máquina especial para probar la rigidez torsional antes de embarcarse en un largo proceso de adición de insonorización.

En el apartado mecánico se reconstruye el motor RB26DETT de seis cilindros en línea biturbo de 2.6 litros con piezas que se han restaurado, reacondicionado o se han vuelto a fabricar. Dependiendo de la preferencia del propietario, el bloque se puede devolver a las especificaciones originales o se puede ajustar para que tenga un mayor rendimiento.

Todo tiene un precio

Esta meticulosa atención al detalle se prodiga en todos los demás aspectos del coche: desde el tren de transmisión al sistema de  suspensión pasando por los sistemas eléctricos sin olvidar el habitáculo interior. Nismo ofrece, incluso, la posibilidad de reacondicionar la tapicería existente o reemplazarla por una más moderna y segura.

VÍDEO: Pique entre un Lamborghini Gallardo y un Nissan Skyline GTR33, ¿cuál gana?

Una vez que se han montado todas las piezas del Nissan Skyline GT-R R32, los ingenieros de la marca japonesa le someten a una serie de pruebas en pista para comprobar que todo funciona correctamente. Como podéis imaginar, este laborioso proceso tiene un precio: 45 millones de yenes, es decir, 348.000 euros. Una cifra que es bastante superior a la del Nissan GT-R (desde 111.290 euros) o a su versión Nismo (220.290 euros).

Más:

Vídeo

Y además