Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Porsche 911 Turbo S 2020, así es cómo funciona su aerodinámica activa, ¡prodigioso!

El coche se adapta según las necesidades

El Porsche 911 Turbo S 2020 es la versión más rápida y potente del Porsche 911, pero, en este vídeo os vamos a explicar cómo funciona su espectacular sistema de aerodinámica activa para ofrecer en todo momento y en distintos tipos de carreteras siempre el mejor agarre y comportamiento. 

Te interesa: ¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Para muchos el deportivo de Porsche es uno de los mejores coches del mundo, por sus sensaciones, por su deportividad y por su calidad en todo lo que rodea al coche. La nueva generación del 911, trae una aerodinámica activa revolucionaria que permite al coche adaptarse de la mejor forma posible a cada circunstancia. En este vídeo te lo explicamos gráficamente. 

La aerodinámica activa del Porsche 911 Turbo S 2020

Este sistema de aerodinámica activa que Porsche ha desarrollado para su nuevo 911 Turbo S cuenta con elementos en el coche que canalizan el aire de una forma prodigiosa para mejorar el comportamiento del coche. 

No te pierdas esto: VÍDEO: Porsche 911 Turbo S 2020, todos los datos sobre la mesa

Delante, el aire entra por las tomas de aire laterales que cuentan con unas trampillas que se abren y cierran a toda velocidad según las necesidades del coche. También vemos un difusor retráctil que sale y se esconde según el modo de conducción. Y en la zaga, el protagonista es el alerón trasero escamoteable con tres posiciones según la velocidad y las circunstancias del momento. 

Porsche 911 Turbo S 

Está variante es la más prestacional del Porsche 911. El Turbo S es más ancho que el 911 estándar, lleva llantas de 20 o 21 pulgadas de forma opcional y frenos carbocerámicos de 10 pistones. 

Pero la diferencia más importante se encuentra en el corazón de este Porsche 911 Turbo S. Aloja un motor de 6 cilindros y 3.8 litros con 650 CV de potencia y 800 Nm de par máximo. Se gestiona por una caja automática PDK de 8 relaciones y es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos. Así es el Porsche 911 Turbo S y así funciona su aerodinámica activa. 

Y además