Skip to main content

Noticia

Motor

Vídeo: ponen a prueba el Autopilot de Tesla en la calle más sinuosa del mundo

Autopilot de Tesla

Es en San Francisco donde nos encontramos un tramo de calle con una cuesta que tiene 40 grados de inclinación y ocho curvas en tan sólo 125 metros. Hablamos, en efecto, de Lombard Street. Un youtuber ha elegido la calle más sinuosa del mundo para poner a prueba el Autopilot de Tesla: ¿superará el reto? 

Vídeo: Tesla Model S Performance vs Ferrari F8 Tributo

Los modelos de Tesla cuentan con una nueva versión del Autopilot: el Full Self-Driving (FSD) es la versión beta de su sistema de conducción autónoma que ya está integrado en algunos vehículos de la marca californiana y que ya ha sido probado en autopistas, autovías, vías sin pavimentar y calles estrechas. Los resultados, en general, han sido buenos aunque todavía hay puntos por pulir. Razón por la que se siguen haciendo pruebas.

En esta ocasión el encargado de realizar el test ha sido el youtuber y probador Tesla Raj, que eligió la calle Lombard para examinar la versión beta del FSD el pasado mes de noviembre… y las cosas no fueron del todo bien. Con el nuevo sistema de conducción autónoma en marcha tuvo que utilizar el volante para trazar algunas curvas y tuvo que frenar en varias ocasiones para evitar que el Tesla Model 3 (que iba a una velocidad predeterminada de 23 km/h) no chocara contra los muros que delimitan la calle.

VIDEO

Full-Self Driving Beta on Lombard Street Part Deux

Segunda prueba

Tras este primer intento, Tesla corrigió los errores reportados con cinco nuevas actualizaciones centradas en el software del FSD cuyo objetivo era mejorar la experiencia de conducción autónoma. Hace pocos días el youtuber regresó a la calle Lombard para repetir la prueba y comprobar el efecto de estos retoques.

Cargar un Tesla, ¿cuánto cuesta en cada país del mundo?

Con una velocidad que oscilaba entre los 8 y los 10 km/h descendió los 125 metros del tramo elegido: el coche eléctrico casi no necesitó ayuda manual para trazar las ocho y aunque Tesla Raj tocó el volante, confesó que era más  “por miedo que por necesidad”. El Model 3 sólo dudó en una intersección donde no supo qué camino elegir, pero terminó superando la prueba cuando colocaron primero a una persona y después a un cono como punto de referencia: se paró y tomó el camino correcto. La segunda vez que el Tesla bajó por la calle Lombard lo hizo sin ningún problema y el Full Self-Driving no recibió correcciones.

Etiquetas:

Coche autónomo

Y además