Skip to main content

Noticia

Competición

VÍDEO: Marc Márquez eufórico tras volver a subir a una moto

61 días sin subirse a una moto es demasiado tiempo para un campeón como Márquez.

Por fin, por fin Marc Márquez se vuelve a subir a una moto. El piloto catalán debía estar mordiéndose las uñas tras llevar dos meses sin tocar una moto. El 29 de noviembre se bajó de su Honda RC213V tras los test de Jerez 2018 y poco después la operación de hombro dejaba a Marc Márquez en el dique seco durante semanas. La operación fue importante, ya que debía fijar su maltrecho hombro izquierdo para evitar problemas en el futuro.

La recuperación tiene que ser concienzuda para poder olvidarse de los problemas de hombro y así lo está siendo: tras la operación, el piloto de Cervera se enfrentó a semanas de fisioterapia y trabajo en el gimnasio. No obstante, para completar su recuperación, tras muchos días de duro trabajo, el piloto necesitaba comprobar cuáles eran sus sensaciones sobre una moto, para poder ir terminar de perfilar la mejora necesaria para llegar a los test de Sepang con opciones de sentirse cómodo sobre su Honda RC213V.

 

Presentación de Repsol Honda MotoGP con Márquez y Lorenzo

 

Para ello, Marc Márquez acudió al Circuito de Alcarrás, en Lérida, para ponerse a los mandos de una moto que, lejos de ser una ‘motoGP’ sí le permitió ver dónde estaban sus puntos flojos. Tras la tanda y en el vídeo que puedes ver en lo alto de este artículo nos explica cuáles fueron sus sensaciones. La recuperación todavía no está completada y el dolor y las limitaciones aparecen sobretodo al frenar y al intentar rozar el asfalto con el codo.

Márquez todavía no se siente cómodo sobre la moto, pero puede ir a Sepang con las primeras sensaciones sobre la moto en su poder. Es algo válido, ya que esta primera base será sobre la cual ir mejorando poco a poco, para llegar a la primera prueba del Calendario de MotoGP 2019, en Qatar, en perfecto estado físico. O al menos, en un estado que le permita ser competitivo. ¡Ánimos!

Y además