Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Lynk&Co 01, el PHEV chino que lo va a cambiar todo

En la parte trasera, detrás de la barra del bar, del sofá de diseño, de la mesa de madera canadiense, las camisetas o el papel higiénico (ecológico, por seis euros el rollo) se encuentra el coche. Casi ni se ve. Es el Lynk&Co 01, el SUV de este fabricante chino que llega para intentar cambiar las reglas del juego.

Todo en este local parece más orientado al encuentro con tus amigos de la universidad que a la compra o alquiler de un coche. Pero esa es la filosofía de esta marca y podrá gustar o no, pero nadie puede dudar de su originalidad. En la puerta hay un cartel que lo deja bien claro: “Esto no es un concesionario de coches. Esto es un club ”.

Lynk & Co 01

El Lynk&Co 01 es el primer modelo de la marca a este lado del planeta y se puede comprar allí mismo, pero es casi más interesante abrir una especie de membresía con la marca para poder alquilarlo del mismo modo que harías con cualquier plataforma digital como Netflix. Puedes darte de alta y utilizar el coche todo lo que quieras y, cuando no lo vayas a usar, darte de baja.

El Lynk&Co 01 es SUV compacto que mide 4,54 metros de longitud y se ofrece en dos versiones: una que es híbrida convencional y otra que es híbrida enchufable. Se empezó a vender en China, en 2017, y en España ya está disponible. Si nos fijamos en el interior está claro que tiene muchas similitudes con Volvo. ¿Qué hay bajo el capó? Un motor de gasolina de 3 cilindros y 1,5 litros de capacidad que ofrece 143 caballos en la versión híbrida convencional y 179 CV en el híbrido enchufable.

La parte eléctrica es la que marca la diferencia entre ambos modelos ya que el híbrido convencional tiene un motor eléctrico de 54 caballos y una pequeña batería de 0,7 kWh, mientras que el enchufable tiene un motor eléctrico de 82 caballos y una batería de 14,1 kWh, que se puede cargar en unas 5 horas en un enchufe de 3,7 kW.

No hace falta ser muy agudo para darse cuenta de que este sistema de propulsión es muy similar al que llevan los Volvo XC40 Twin Recharge con el que comparte la plataforma modular. A la última en tecnología En el interior de este Lynk&Co 01 te vas a encontrar con dos grandes pantallas: una es la de la instrumentación cuyo display es de 12,3 pulgadas y la otra está en el centro del salpicadero y tiene un tamaño de 12,7.

lynk co

El Lynk&Co siempre está conectado a Internet para poder descargar actualizaciones, aplicaciones y para poder guardar toda la información de los usuarios en la nube y gestionar así sus suscripciones. Está muy bien equipado, con faros full LED, portón trasero eléctrico o ajustes también eléctricos para el asientos del conductor.

En cuanto a asistentes, puede llevar el programador de velocidad activo con sistema de centrado en el carril y el asistente en autovía con función de atascos. También ofrece el asistente de ángulo muerto, detección de fatiga o la alerta de tráfico trasero cruzado.

En marcha, y si circulas en modo completamente eléctrico, el Lynk&Co 01 muestra su mejor cara: es la suavidad absoluta. Tiene 69 kilómetros de autonomía (WLTP) en modo '0 emisiones', una cifra elevada si lo comparamos con la mayoría de híbridos enchufables del mercado. Pesa bastante, eso sí: son más de 2.300 kilos y esa cifra es la que no te invita a querer exprimir las cualidades de este 01 en una conducción muy deportiva.

Ágil, pero mucho peso

También porque la dirección es muy asistida, quizá demasiado artificial y no lleva a tus manos nítidamente lo que está pasando debajo de las ruedas. Pero se mueve de una forma más que correcta y, de hecho, ahí tienes la cifras de prestaciones, con un sprint de 0 a 100 km/h en menos de 8,0 segundos, lo que no está mal.

En cuanto a amplitud en las plazas traseras y capacidad de maletero, nada que objetar: suficientemente espaciosas las primeras y muy destacable el segundo, con 495 litros de capacidad, un dato por encima de la media. Para Visser, el coche no es rompedor, pero porque tampoco lo cree necesario.

Para él, el automóvil está desapareciendo como objeto de prestigio: “la gente quiere gastarse dinero cada vez más en experiencias, no en propiedades y, en ese sentido, salvo contadas excepciones, un coche como el 01 puede cubrir perfectamente las expectativas de la mayoría de nuestros usuarios”. ¿Hablamos de las opciones que existen para hacerse con uno de ellos?

Estos son los precios

Básicamente, el 01 híbrido convencional puede ser tuyo por unos 35.000 euros (algo más caro el PHEV, unos 40.500). Pero para Visser, el 95 por ciento de los clientes optan por la 'variante de membresía', es decir, se suscriben a Lynk&Co y pagan alrededor de unos 500 euros al mes por coche. Es un 'todo incluido' (exceptuando, obviamente la gasolina y la electricidad en el caso de la versión PHEV).

¿Mucho dinero? Para el CEO de Lynk&Co sigue siendo "la mejor relación calidad-precio posible". La clientela a la que se dirige parece estar claramente definida y el modelo de negocio también está claro: el club, abierto entre las 10 de la mañana y las 19h de la tarde (en Alemania) tiene que llenarse de gente.  Ese es el objetivo, cuanta más mejor.

"La cantidad de invitados es casi más importante que la cantidad de suscripciones vendidas", dice Alain Visser. Y no le falta razón. Los concesionarios de muchas marcas a menudo están totalmente vacíos y silencio es abrumador. Visser quiere cambiar eso. Su lema es distinto: crear un ambiente de 'fiesta' en lugar de ganancias rápidas.

Es una estrategia de marketing bastante arriesgada, pero que tiene una hoja de ruta muy bien definida. Solo falta que los clientes se decidan a cambiar 'el chip' y eso ya está sucediendo.  

Etiquetas:

Vídeo

Y además