Skip to main content

Noticia

La verdadera historia tras el récord de velocidad de Koenigsegg

historia record velocidad Koenigsegg

La verdadera historia tras el récord de velocidad máxima de Koenigsegg pasa por un propietario curioso que quería conocer de lo que era capaz su Agera RS.

Mientras que todos podríamos pensar que fue el propio fabricante quien se ha llevado todos los méritos por semejante hazaña, la verdadera historia tras el récord de velocidad de Koenigsegg involucra a un propietario curioso que quería conocer cuán rápido era su coche. El cliente de Koenigsegg se las apañó para conseguir cerrar una carretera en Nevada y puso su coche a disposición de la marca sueca.

No te pierdas: ¡El Koenigsegg Agera RS aceptó el desafío! Así hizo el 0-400-0

La publicación canadiense Driving entrevistó durante el Salón de Nueva York 2018 a Christian von Koenigsegg, quien dio a conocer la verdadera historia, o más bien cómo empezó todo, para que lograran batir el récord de velocidad máxima para un coche de producción el pasado mes de diciembre. Von Koenigsegg aseguró durante la entrevista que fue el dueño del exclusivo superdeportivo el que inició el intento de récord.

Vídeo: Súper record del Koenigsegg Agera RS, ¡447 km/h!:

Un cliente curioso y un Koenigsegg Agera RS

“Estábamos a punto de terminar de fabricar su coche, y nos dijo ‘quiero ver qué rápido es’. Bueno, no tenemos una pista lo suficientemente larga como para hacer eso; le dije que cualquier pista de pruebas es demasiado corta, que tendría que cerrar una carretera completa. Y se las arregló para hacerlo”, dijo el fundador y CEO de Koenigsegg a Driving.

“Cuando supimos que lo había logramos, pensamos que sería mejor que le ayudáramos, porque es un territorio desconocido, y es peligroso. Nunca habíamos conducido tan rápido, así que queríamos ser parte de él, analizarlo y asegurarnos de que se realizara de la manera más segura posible, y de que obtuviéramos la mayor cantidad posible de datos”, añadió von Koenigsegg.

Fue a finales del año pasado cuando Niklas Lilja se puso al volante del Koenigsegg Agera RS propiedad de este curioso cliente en una carretera cerrada en Nevada. Tras dos intentos para homologar una cifra de velocidad máxima media, el Agera RS se llevó el récord de coche de producción más rápido del mundo con 447 km/h, mientras que también consiguió hacer el 0-400-0 km/h en 33,29 segundos, y realizó el kilómetro y la milla más rápida en carretera pública. Nada mal para le primer intento de récord de la compañía.

Además, según von Koenigsegg, también se recopilaron datos valiosos: “Tenemos muchos datos. Por ejemplo, ahora cada Agera RS viene con una configuración aerodinámica en el software que ajusta la altura del coche, así como el alerón, las aletas delanteras, los amortiguadores, la cual ahora es óptima para esas velocidades, porque nunca podríamos llegar a esa velocidad. Y lo desarrollamos mientras estábamos allí. Y aunque ya habíamos probado las ruedas y los neumáticos antes, ahora sabemos que a esta gran velocidad están bien”.

Fuente: Driving

Lecturas recomendadas