Skip to main content

Práctico

Motor

Trucos para evitar el consumo alto en un coche diésel

Consejos de ahorro para aplanar la curva (del gasto) en 2021

Los coches nuevos y los antiguos se diferencian mucho en cuanto a seguridad, emisiones, consumos... Y eso se nota incluso entre los propios coches de gasolina o de gasóleo. Entre estos últimos, por ejemplo poco tiene que ver un modelo actual que uno de hace diez o 15 años. Y, sin embargo, en todos ellos puedes ahorrar a la hora de usarlos. Por eso, aquí van unos trucos para evitar el consumo alto en un coche diésel. 

Todos los euros que ahorras con un coche eléctrico en 5 años frente a un diésel

Ya verás cómo no es tan difícil ponerlos en práctica y los resultados acaban siendo de lo más perceptibles, desde que giras la llave de contacto hasta que lo aparcas. Algunos, reducen el gasto de inmediato; otros, a medio o largo plazo... o cuando el vehículo en cuestión va adquiriendo unos cuántos kilómetros, con independencia de su matriculación. No te dejes ninguno y tu motor diésel podrá darte muchas alegrías. 

Precalentamiento

Gira la llave de contacto sólo hasta que se enciendan las luces del cuadro de mandos y espera a que se apague el testigo que en tu modelo de coche indique que debes esperar. Es el momento en el que el circuito de encendido comienza una etapa de precalentamiento y los calentadores empiezan a actuar. 

Así se detectan los fallos en el motor de arranque

Si tienes botón 'start', lo normal es que al pulsarlo con el freno (en un coche automático) o el embrague (en uno manual) pisado, el vehículo efectúe él solo los pasos 1 y 2.  

Arranque 

Gira la llave de contacto sin pisar el acelerador. Si los calentadores hubieses empezado a fallar o, por el motivo que sea, el motor no se encendiera y empezara a girar, apaga todo de nuevo y repite la operación 1 y 2 (en ocasiones, los diésel son algo más perezosos a la hora de despertarse en frío). Pero no te quedes atascado con el paso 2 o podrías forzar y averiar el motor de arranque (en la foto). 

Cinco piezas desguace: motor arranque

Acelerones

Ni al girar la llave de contacto ni al pulsar el botón correspondiente 'ayudes' bombeando con el acelerador, como se hacía antiguamente con los coches de gasolina provistos de carburador, ya que sólo servirá para forzar la máquina.


Así perjudicas al motor si conduces a bajas revoluciones

Motor al ralentí

Trata de estar con el motor al ralentí un par de minutos. Esto no tiene por qué quitarte tiempo necesariamente, porque puedes aprovechar para colocar el bolso de mano en su sitio, conectar y/o sincronizar el teléfono, programar la ruta en el navegador, colorar bien los retrovisores. Eso sí, vigila los espacios cerrados, no vaya a ser que la ventilación no sea suficiente y las emisiones del tubo de escape acaben en el habitáculo. 

Marchas largas 

Palanca cambio de marchas
  • Usa desarrollos largos nada más maniobrar e iniciar la marcha, sólo hasta que el motor vaya cogiendo temperatura óptima.
  • También, al circular/llanear de forma normal.

Marchas más cortas

  • A medio y largo plazo, debes conducir con las revoluciones óptimas, para no restar fuerza ni dejar que el motor acumule carbonilla o luego también se dispare el consumo en un futuro. 

Así perjudicas al motor si conduces a bajas revoluciones

  • En pendientes descendientes pronunciadas, usa marchas más cortas como freno motor. Aunque el motor suba de vueltas y suene más, no te preocupes: el consumo seguirá siendo prácticamente cero. 
  • Recuperaciones: al subir un repecho o efectuar un adelantamiento, baja marcha(s), acelera, engrana marcha(s) superior(es)... aunque si tu coche lleva turbo, sea especialmente tentador pegar el pisotón al acelerador y que poco a poco adquiera velocidad. No hagas eso o el consumo se disparará. 
Adelantar en carretera secundaria

En estos casos, por cierto, la bocanada de humo negro en un motor diésel es relativamente normal, pero conviene vigilarla por los retrovisores, para que no llegue a ser excesiva.  

Antes de apagar

Deja enfriar un par de minutos el motor al ralentí (esto es aún más importante en el caso de los turbo, para proteger las 'aspas' de la turbina y el compresor del calor acumulado) mientras coges el móvil, las llaves, la documentación, apagas el aire acondicionado o la calefacción para que el contraste con la temperatura exterior no sea muy fuerte... y corta el contacto. 

Turbo del Honda Civic

Todo al día

Y siempre, como últimos trucos para evitar el consumo alto en un coche diésel, no te olvides de llevar al día estos elementos: 

  • Inyectores.
  • Filtros.
  • Calentadores
  • Lubricante.

Además, usa habitualmente diésel de calidad y aditivos específicos. Ojo con los trucos caseros de mezclar un poco de gasolina, por ejemplo, o de repostar en gasolineras low-cost sin garantías. Y no te acostumbres a apurar el combustible en el depósito los residuos del fondo del tanque acabarán pasando al motor.  

Y además