Noticia

Coches autónomos

Toyota presenta la tercera generación de su coche autónomo

Coche autónomo de Toyota
Ignacio de Haro

Toyota asegura que gracias a los nuevos sensores que integra la última evolución de su coche autónomo, este se alza como uno de los vehículos de pruebas con mayor capacidad de percepción del mundo.

Aunque el siguiente paso en la movilidad pasa por la popularización de los coches eléctricos, tampoco te creas que tardaremos mucho más en ver los primeros vehículos autónomos por nuestras carreteras. Sobre todo si tenemos en cuenta la velocidad a la que están trabajando las marcas, como Toyota, que presenta la tercera generación de su prototipo de coche autónomo tan solo tres meses después de mostrarnos a su predecesor.

VÍDEO: Así es la versión 2.1 del coche autónomo de Toyota

Concretamente, la plataforma 3.0 del coche autónomo de Toyota hará su puesta de largo oficial en el CES 2018 (Salón Internacional de la Electrónica de Consumo) que se celebra entre el 9 y el 12 de enero en Las Vegas (EE.UU.). Como ha sucedido hasta ahora, este prototipo de desarrollo está desarrollado sobre la base del lujoso Lexus LS, la berlina más grande y tecnológica de la compañía japonesa aunque eso sí, de la generación previa y no de la actual.

¿Qué novedades trae la tercera generación del coche autónomo de Toyota?

Tras presentar la versión 2.0 del vehículo autónomo del fabricante japonés en marzo y enseñar la evolución 2.1 en septiembre, en enero de 2018 la marca introduce cambios en el prototipo con los que no solo mejora la capacidad del mismo para percibir lo que sucede en su entorno, también disimula mejor su condición de coche autónomo integrando de forma más óptima todos los sensores y sistemas que le dotan de autonomía.

La adición de un sistema LIDAR (‘Light Detection and Ranging’) de Luminar, que se suma al resto de elementos ya introducidos por Toyota, permite que este vehículo sea uno de los prototipos autónomos con mayor capacidad de detección del planeta, tal y como afirma la marca. Este último dispositivo ofrece un alcance de 200 metros. Antes solo seguía la dirección de avance del vehículo y ahora cubre los 360 grados del perímetro del mismo gracias a cuatro “cabezales de exploración LIDAR de alta resolución” que detectan con gran precisión los objetos del entorno.

Adicionalmente, los ingenieros del Toyota Research Institute (TRI), el centro de investigación establecido por la firma nipona a finales de 2015 y que cuenta con varias sedes en Estados Unidos, han añadido sendos sensores LIDAR en los cuatro costados del prototipo: uno en cada paso de rueda y en cada paragolpes. Gracias a ellos, el sistema es capaz de detectar la presencia de objetos más pequeños en las proximidades del vehículo, como por ejemplo, niños.

La producción de los vehículos autónomos “Platform 3.0” de Toyota, como los denomina la marca, dará comienzo la próxima primavera en el Centro de Desarrollo de Prototipos en la sede de TMNA R&D en Michigan (EEUU) especializado en producción a pequeña escala. Y es que intencionadamente quieren fabricar pocos coches para ofrecer una alta flexibilidad a las necesidades de los investigadores.

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.