Skip to main content

Noticia

Un Tesla Model X sufre el accidente más extraño que se recuerda

Tesla Model X
El conductor de un Tesla Model X ha sufrido un curioso accidente en Francia al impactar contra el guardarraíl de una autopista sobre el que quedó en perfecto equilibrio. Por suerte, no ha habido que lamentar heridos.

VÍDEO: Probamos a fondo el Tesla Model X

Hace unos días se vivía en una carretera francesa una de esas situaciones que, por extraña, se ha convertido en viral. El protagonista es un Tesla Model X, y no por su autonomía eléctrica o por toda la tecnología que incluye, sino porque se ha descubierto que el SUV americano puede ser un equilibrista a la altura del circo más famoso del mundo.

No te pierdas: Todas las novedades que veremos en 2019

La acción se produjo en la autopista A404 del país vecino, vía en la que el conductor del Model X perdió el control del mismo para acabar contra un guardarraíl. Imaginarás éste destrozado y el todocamino con un buen golpe, ¿verdad? Nada más lejos de la realidad. La forma de la valla, la altura del vehículo y el ángulo del golpe hicieron que, milagrosamente, el todocamino se subiese a la protección y quedase en posición de perfecto equilibrio hasta que llegaron las autoridades. De hecho, la fotografía que preside este artículo es de la cuenta de Faceboook de la Gendarmería de l'Ain.

Vaya por delante que ninguno de los ocupantes del Tesla Model X ha sufrido daño alguno, lo que sin duda nos tranquiliza, pero el riesgo de que ello hubiese ocurrido fue alto. Sólo hay que recordar lo que le pasó al actual piloto de Williams en Fórmula 1 Robert Kubica, al que un guardarraíl estuvo a punto de dejarle sin brazo al penetrar en su coche de rallys en un accidente de lo más desgraciado. Por suerte, como decíamos antes, la altura del SUV le permitió 'escalar' sobre la protección de la carretera.

No te pierdas: Probamos el Tesla Model X

Tal ha sido la suerte del propietario del coche que incluso éste parece no sufrir daños de consideración. Unos cuántos rasguños en el paragolpes delanteros que requerirán de arreglo es lo único que se aprecia. Eso sí, no se puede descartar que la suspensión haya sufrido y, sobre todo, que el suelo del coche esté dañado, algo que podría afectar a las baterías. Entonces sí, sería un problema más serio. No obstante, aunque eso sucediera, nuestro protagonista de hoy debe sentirse de lo más afortunado.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además