Skip to main content

Noticia

A subasta el Porsche 917K de 1970 de Steve McQueen

A subasta el Porsche 917K de 1970 de Steve McQueen

El próximo 18 y 19 de agosto en Pebble Beach saldrá a subasta el Porsche 917K de 1970 de Steve McQueen, un ejemplar que no perteneció al actor pero que fue utilizado por el mismo durante el rodaje de la película ‘Le Mans’ de 1971. El chasis 917-024 fue el ganador de las 24 Horas de Le Mans de 1970, estuvo en paradero desconocido durante 25 años y ha sido completamente restaurado.

No te pierdas: Este Porsche 917K con decoración Gulf está en venta

El evento de Pebble Beach 2017, que se celebra los próximos 18 y 19 de agosto, hará saltar la banca entre los coleccionistas que acudan para hacerse con el Porsche 917K de 1970 de Steve McQueen que saldrá a subasta. El chasis 917-024 de Porsche fue el que consiguió la victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1970, dos meses después de que Brian Redman y Mike Hailwood consiguieran el mejor tiempo durante la sesión de pruebas para la carrera.

Porsche aprovechó las nuevas regulaciones de 1969 para desarrollar uno de los prototipos más emblemáticos del mundo de la competición, el 917 de 12 cilindros. Nacido como el 917K (‘K’ hace referencia a Kurz o Short Tail), en 1970 fue el modelo dominante de las carreras internacionales. Tras su éxito en las prestigiosas 24 Horas de Le Mans, el coche fue vendido a Jo Siffert, piloto de pruebas de la compañía alemana.

Éste, a su vez, lo alquiló a Solar Productions, la productora de Steve McQueen, para el rodaje de la película ‘Le Mans’ de 1971. Según una investigación llevada a cabo, se sabe que el 917K fue utilizado como coche cámara durante el rodaje, mientras que fue el protagonista indiscutible de la cinta durante buena parte de ella. Tras su capítulo en Hollywood, fue devuelto a Siffert, quien lo tuvo en su colección hasta su fallecimiento en 1971.

Unos años después fue vendido a un coleccionista privado de París donde se acabó por perderle la pista durante unos 25 años. En 2001 es redescubierto en un almacén a las afueras de París como uno de los mejores hallazgos de la época. Fue sometido a una completa restauración años después y ahora saldrá a subasta el próximo mes de agosto por una cifra que no ha sido revelada, pero que estimamos que será de más de un millón de euros.

Fuente: Gooding & Company

Lecturas recomendadas