Noticia

A subasta un Jaguar E-Type abandonado durante décadas

A subasta un Jaguar E-Type abandonado durante décadas

Ignacio de Haro

03/03/2016 - 10:47

La casa Coys ofrecerá el próximo 8 de marzo en subasta un Jaguar E-Type de 1963 que ha estado abandonado durante décadas en un jardín. Como podrás imaginar, tras pasar muchos años sin recibir ningún cuidado, no se encuentra en muy buen estado de conservación, pero tiene un completo historial, conserva casi todos sus componentes originales e incluso, fue utilizado en competición.

No te pierdas: Un Jaguar E-Type con el número de chasis 15, ¡descubierto!

¿Te imaginas poder comprar un automóvil que no ha sido utilizado al menos desde la década de 1980? Esa es la oportunidad que te ofrecerá la casa Coys el próximo martes 8 de marzo, pues pretende subastar un Jaguar E-Type abandonado durante décadas. Esta unidad del icónico deportivo de Jaguar necesita una restauración urgente, pero por fortuna para su próximo propietario, cuenta con casi todos sus componentes originales y con un historial documentado.

Lo último que deberías hacer con un coche es dejarlo abandonado a su suerte, pues incluso aunque no lo uses, el vehículo necesitará cierto mantenimiento para que no se deteriore, tanto por falta de uso como por el paso de los años. Sin embargo, por otro lado, encontrar automóviles abandonados como este Jaguar E-Type Serie 1 Fixed Head Coupé de 1962 para muchos es como ganar la lotería, ya que son cápsulas del tiempo que nos trasladan a otras épocas.

En este caso, el Jaguar E-Type de 1963 abandonado nos lleva hasta la década de 1980, que fue cuando esta unidad del famoso modelo, que recordemos fue elegido como el mejor coche británico de todos los tiempos, fue depositada en el lugar en el que ha permanecido hasta ahora: el jardín de su dueño. El vehículo tiene 72.200 kilómetros y desde que fue estrenado por su propietario original, Ivor Arbiter (que por cierto, fue el que diseño el logo de los Beetles), ha pasado por las manos de varias personas.

La último de ellas, antes de que lo adquiriera el vendedor actual, fue Frank Riches, un entusiasta de las carreras de coches que lo utilizó para acudir a los mejores circuitos de Reino Unido tras comprarlo en 1967. Usaba este E-Type de 1963 para remolcar su MG de competición hasta los trazados y, una vez allí, competía con ambos vehículos, como puedes ver en las interesantes imágenes que tienes en este enlace.

Esto continuó siendo así hasta que el embrague del Jaguar no aguantó más y se rompió. Fue en ese momento cuando empezaron los años de abandono. Estuvo guardado en un garaje hasta la década de 1980 para, posteriormente, ser trasladado hasta el jardín de su dueño, donde ha permanecido desde entonces. No hay una estimación oficial sobre su precio y dado que sale a subasta sin reserva, cualquier cifra es posible, aunque se cree que finalmente podría ser adjudicado por unos 130.000 euros.

Fuente: Autoblog

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches