Noticia

A subasta un Corvette con una réplica a escala incluida

A subasta un Corvette con una réplica a escala incluida

Ignacio de Haro

02/08/2016 - 15:33

¿Te imaginas adquirir un Chevrolet Corvette Convertible Indianapolis 500 Pace Car de 1995 y llevarte además una réplica a escala de ese mismo coche? Pues ahora si quieres, puedes, pues ha salido a subasta este Corvette con una réplica en miniatura totalmente funcional y con motor de gasolina. Entre los dos no llegan ni a los 21.000 kilómetros.

No te pierdas: Este Corvette con 1,1 millones de km es irrompible

El Chevrolet Corvette es, junto con el Ford Mustang y el Jeep Willys, uno de los automóviles más icónicos y reconocibles de cuantos han sido creados en Estados Unidos. Desde que fue introducido por primera vez en 1953, han sido siete las generaciones que han llegado al mercado, la última de las cuales está representada por el Chevrolet Corvette Stingray. Pues bien, si eres un apasionado de este modelo, seguro que te gustará saber que subasta un Corvette especial con una réplica a escala incluida en el lote.

Y cuando decimos que es especial nos referimos a que se trata de una de las 527 unidades del Chevrolet Corvette Convertible Indianapolis 500 Pace Car construidas por Chevrolet en homenaje a la legendaria prueba en 1995. Puede que su combinación cromática no sea del agrado de todo el mundo, pero lo que es innegable es que se encuentra en un estado de conservación muy bueno en parte gracias a que durante estos 21 años tan solo ha recorrido 20.900 kilómetros.

Corvette Z06 2016 de Hennessey: ¡así suenan sus 1.000 CV!

Pero esto no es lo único que hace especial a este Corvette, también cuenta con una réplica en miniatura totalmente funcional, un pequeño coche para niños que está equipado con un diminuto motor de combustión interna. Ambos han pertenecido al mismo propietario durante los últimos 21 años, que los ha mantenido en un exquisito estado de conservación, aunque ahora ha decidido deshacerse de estas dos piezas.

Cuando lo compró nuevo en 1995, el dueño seleccionó la opción de ir a la fábrica donde se producen los Chevrolet Corvette a recoger su nuevo automóvil. Durante la visita, además de ver la línea de montaje y de descubrir algunos secretos sobre este inaccesible lugar, tuvo la oportunidad de cruzar unas palabras con Zora Arkus-Duntov. Este ingeniero de origen belga es uno de los principales responsables de la existencia del Corvette, tanto que a menudo se refieren a él como “el padre de los Corvette”. Pues bien, consiguió que firmara los documentos de su coche, que ahora forman parte del lote que puedes ver aquí.

Fuente: CarScoops

Imagen de portada: eBay

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches