Skip to main content

Noticia

Motor

Starlink, el proyecto de internet por satélite de Elon Musk, pretende conectar aviones, barcos y coches

Camiones en carretera
PxHere

Starlink es el proyecto de la empresa aeroespacial de Elon Musk, SpaceX, para dar conexión a internet de alta velocidad a través de satélites. Hasta el momento se calcula que puede tener unos 1.000 en órbita, pero su objetivo es tener 42.000 para mediados de 2027.

Aunque inicialmente se entendía que el público objetivo de este servicio serían domicilios, particularmente aquellos en zonas rurales con menor cobertura o suministro de señal a la red, SpaceX registró recientemente ante la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense una nueva solicitud para expandir la actividad de su red a dar servicio a vehículos en movimiento, según adelantó la CNBC estadounidense.

A juzgar por la solicitud presentada por el director del área de satélites de SpaceX, David Goldman, el objetivo de la compañía de Musk es "expandir sus capacidades de ancho de banda a vehículos en movimiento en Estados Unidos y barcos y aviones a nivel mundial", según el canal. No es la primera vez que lo hace, ya pidió autorización para hacer pruebas de recepción de la señal con jets privados y buques

Esta última autorización llevó a muchos a pensar en los coches conectados, pero Elon Musk, que suele tener una amplia actividad en Twitter, reaccionó este mismo lunes a la noticia de la CNBC aclarando que el objetivo de la autorización no es conectar coches, ya que el terminal de usuario es "demasiado grande".

"Esto es para aviones, barcos, grandes camiones y autocaravanas", detalló Musk en su tuit en respuesta al reportero de la CNBC Michael Sheetz

De hecho, uno de los problemas de Starlink es el tamaño de los terminales de usuario que se conectan con los diferentes satélites para recibir señal de internet, y que Musk ha definido en varias ocasiones como "OVNIS en un palo", así como su coste, que es de unos 499 dólares (unos 420 euros, al cambio actual). La suscripción mensual tampoco es competitiva: cuesta unos 99 dólares al mes (83,2 euros).-

Imagen de un terminal de Starlink
Imagen de un terminal de Starlink

Ashish Sharma / SpaceX

El servicio de internet satelital de SpaceX —que sigue llevándose de calle a los inversores y el pasado febrero levantó una ronda de financiación de 850 millones de dólares (700 millones de euros) que aumenta su valoración por encima de los 60.000 millonespromete una velocidad de conexión de entre 50 megabytes por segundo a 150 megabytes por segundo, con una latencia de entre 20 y 40 milisegundos. En ningún caso son velocidades impresionantes, pero Musk aseguró recientemente que duplicarán su velocidad a finales de este año.

En esta pelea también ha entrado Amazon, que recibió el año pasado autorización para lanzar 3.236 satélites para transmitir internet, en un proyecto denominado 'Kuiper' en el que la compañía se comprometió a invertir "más de 10.000 millones de dólares", el equivalente a unos 8.700 millones de euros.

Y además