Skip to main content

Noticia

El sistema Autopilot 2.0 casi estrella este Tesla Model S

El sistema Autopilot 2.0 casi estrella este Tesla Model S

Un conductor de un Tesla Model S estuvo a punto de estrellarse con su coche cuando estaba usando el sistema Autopilot 2.0 de Tesla. La marca californiana actualizó el pasado mes de octubre la tecnología de conducción semiautónoma de todos los modelos añadiendo los elementos técnicos necesarios para que sean totalmente autónomos en el futuro. El problema es que hasta que no acumulen más kilómetros de pruebas, la tecnología podría no funcionar como debería, como ya advirtieron desde la marca.

Te interesa: Salva la vida de un hombre poniendo en juego su Tesla

El sistema Autopilot 2.0 casi estrella este Tesla Model S, que se salvó porque el conductor tomó el control del coche eléctrico en el último momento. El pasado mes de octubre te contamos que todos los Tesla fabricados desde ese momento podrán ser autónomos en el futuro. Todo gracias a la introducción del sistema Autopilot 2.0, una nueva evolución de la tecnología de asistencia a la conducción de la firma californiana que ya incluye todos los elementos de hardware necesarios para que cuando el software esté disponible, simplemente reciban una actualización que permita que estos coches sean capaces de circular sin una persona al volante.

Claro que cuando realizó este anuncio, Tesla también nos advirtió de que no todas las funciones del Autopilot 1.X estarían disponibles en el Autopilot 2.0 desde el primer momento. Estas se irán añadiendo progresivamente según aumenten los kilómetros de pruebas, lo que podría traducirse en un funcionamiento errático en determinadas situaciones, por lo que llegaron a recomendar a sus clientes que no confiaran plenamente en el sistema. El nuevo hardware está compuesto por ocho cámaras que proporcionan una visión de 360 grados a hasta 250 metros de distancia, que a su vez se apoyan en 12 sensores de ultrasonidos para detectar toda clase de obstáculos y que al mismo tiempo, son complementados por un preciso y avanzado radar frontal capaz de ‘ver’ a través del vehículo que nos preceda.

El propietario del Tesla Model S que aparece en el siguiente vídeo quiso comprobar cómo funcionaba el nuevo sistema Autopilot de Tesla y se encontró de bruces con un fallo en el guiado del coche, que no reconocía el ángulo correcto de giro y estuvo a punto de salirse de la calzada en varias ocasiones. En un futuro cercano Tesla habrá ‘pulido’ la tecnología lo suficiente como para que sea capaz de hacer lo que originalmente prometieron, conducir el coche sin la intervención humana, pero mientras tanto, sus clientes están haciendo las veces de ‘conejillos de indias’ con el riesgo que ello conlleva.

Fuente: CarBuzz

Lecturas recomendadas

Y además