Skip to main content

Noticia

Tesla ya no necesita conductores en sus coches

Tesla ya no necesita conductores en sus coches

La compañía californiana ha anunciado que todos los Tesla fabricados a partir de ahora podrán ser autónomos en el futuro, ya que desde este momento cuentan con los elementos técnicos necesarios para que cuando el software esté disponible, simplemente reciban una actualización que permita que sus modelos circulen sin una persona al volante.

Te interesa: Tesla producirá paneles solares en su nueva GigaFactoría

Lo que hasta hace no mucho solo parecía posible en una película de ciencia-ficción, está a punto de ser una realidad tangible. Y es que la compañía californiana ha anunciado que todos los Tesla fabricados a partir de ahora podrán ser autónomos en el futuro, ya que desde este momento, todos los Tesla Model S y Tesla Model X producidos cuentan con los elementos técnicos necesarios para que cuando el software esté disponible, simplemente reciban una actualización que permita que estos coches sean capaces de circular sin una persona al volante.

La marca de vehículos eléctricos ya está instalando el hardware necesario para que sus coches sean autónomos tan pronto como activen la función a través de Internet. El equipo en cuestión está compuesto por ocho cámaras que proporcionan una visión de 360 grados a hasta 250 metros de distancia, que a su vez se apoyan en 12 sensores de ultrasonidos para detectar toda clase de obstáculos y al mismo tiempo, son complementadas por un preciso y avanzado radar frontal que incluso es capaz de ‘ver’ a través del coche que nos precede. Todos estos elementos forman parte del llamado 'Enhance Autopilot', elemento opcional cuya activación tiene un precio de 4.700 euros, a los que hay que sumar otros 2.800 euros adicionales para disfrutar en el futuro de todas las funciones de conducción autónoma.

Así se presentó el Tesla Model 3

Esta tecnología, que también equipará el futuro Tesla Model 3, incluye además un ordenador 40 veces más poderoso que el actual, el empleado en los modelos construidos hasta la fecha. Esto, según ha afirmado Tesla en un artículo publicado en su propia página web, permitirá que el sistema vea el mundo de una forma en la que una persona simplemente no son es capáz por sí sola, detectando en todo momento lo que ocurre alrededor del vehículo y en todas direcciones.

El software necesario para que los coches de Tesla sean autónomos será ‘pulido’ gracias a los propios clientes de la marca, que al realizar sus desplazamientos habituales, enviarán toda la información necesaria para la calibración final de todos los elementos. Eso sí, la marca indica que los Model S y Model X nuevos temporalmente no disfrutarán de todas las funciones disponibles hasta ahora en los Tesla equipados con la primera generación del sistema Autopilot, destacando la ausencia del frenado automático de emergencia o del control de crucero adaptativo, que serán ‘activados’ tan pronto confirmen su buen funcionamiento.

Lecturas recomendadas