Skip to main content

Noticia

Si un pasajero no lleva cinturón de seguridad, ¿quién paga la multa?

Pasajeros sin cinturón

La multa es de 200 euros, pero ¿quién la paga?

Los conductores lo tenemos claro: conducir sin el cinturón de seguridad es una infracción grave que se castiga con una multa económica de 200 euros y la pérdida de tres puntos del permiso de conducir. Pero, ¿qué pasa cuándo quien conduce lleva el cinturón abrochado pero uno o varios de los pasajeros no?

La pregunta cobra especial relevancia en estos días en los que los coches circulan a plena ocupación con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Antes de arrancar, deberías asegurarte de que todos tus acompañantes van debidamente sujetos (en realidad, lo suyo sería que todos lo hicieran sin necesidad de que tú se lo recordarás, pero por si acaso…). Ahora bien, ¿ese vistazo a todos los cinturones debes hacerlo porque la multa corre de tu cuenta o por qué estás concienciado con los temas de seguridad vial?

Seis reglas de oro para el cinturón de seguridad

Hay mucha leyenda urbana al respecto, de modo que para evitar líos para acudir a citar textualmente lo que dice la norma al respecto. La Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos a Motor y Seguridad Vial lo deja claro en su Artículo 69 cuando dice que “la responsabilidad por las infracciones a lo dispuesto en esta Ley recaerá directamente en el autor del hecho en que consista la infracción".

Es decir, si alguno de tus acompañantes no quiere ponerse el cinturón de seguridad no solo corre el riesgo de sufrir más lesiones en caso de accidente, sino que tendrá que asumir la multa si la guardia civil o la policía local os da el alto (en este vídeo te explicamos como actuar)

Siguiente pregunta: ¿cuál es la multa para los pasajeros que no se abrochan el cinturón de seguridad? La misma que para los conductores, 200 euros, pero sin pérdida de puntos.

¿Y con los menores de edad?

Si quienes viajan sin hacer uso del cinturón de seguridad o el sistema de retención correspondiente son menores de edad, la cosa cambia.

En este caso es el artículo 69.b de la Ley de Tráfico el que establece que "cuando la autoría de los hechos cometidos corresponda a un menor de dieciocho años, responderán solidariamente con él sus padres, tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho, por este orden, en razón al incumplimiento de la obligación impuesta a éstos que conlleva un deber de prevenir la infracción administrativa que se impute a los menores".

Lecturas recomendadas