Skip to main content

Noticia

Motor

Seat Diana, todo lo que se sabe del primer coche autónomo español

Seat Diana coche autónomo

Un proyecto piloto

No creas que se trata de un nuevo modelo de Seat. De hecho, no existe ningún municipio en España con ese nombre. En realidad, estamos ante un proyecto piloto que investiga las posibilidades que ofrece el coche autónomo para la movilidad urbana e inteligente. Te contamos todo lo que se sabe del Seat Diana.

Esta vez, la compañía española ha escogido un nombre procedente de la mitología romana para bautizar su proyecto piloto de coche autónomo, con el que quiere ponerse a la altura de las grandes marcas que ya llevan años trabajando en este campo. 

Prueba Seat Leon e-hybrid: el más potente y también el más eficiente

Diana era la diosa de la caza, protectora de la naturaleza y de la luna, representada con un arco y unas flechas. Hoy, esas flechas señalan el camino hacia la movilidad del futuro, dando nombre a un proyecto impulsado por los ingenieros de Seat S.A, en colaboración con el Centro Tecnolóxico de Automoción de Galicia (CTAG).

El proyecto Diana se enmarca en la plataforma Seat S.A. Innova, un espacio que promueve la innovación continua en todas las áreas de la compañía, impulsando nuevas formas de trabajo basadas en la cocreación y el modelo de start-up.

Seat Diana, todo lo que se sabe del primer coche autónomo español

VIDEO

Prototipo DIANA: mayor autonomía, mayor seguridad

Diana es un proyecto de innovación que nació para testear funciones autónomas en la conducción, anticipándose a los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS)

El vehículo ha sido creado sobre la base de un SEAT León y está equipado con cinco sensores lídar, cinco radares, seis cámaras, 12 ultrasonidos y ocho computadoras que le otorgan una visión 360º.

De esta forma, el conductor cede el control al vehículo, actuando como chófer. No obstante, el coche devuelve el control al conductor cuando es necesario y éste debe mantenerse atento en su puesto de conducción. 

Tres funciones de conducción

El proyecto Diana aplica tres funciones de conducción: Autonomous Chauffeur, cuando en situaciones de tráfico de baja velocidad, el sistema toma el control para realizar maniobras de arranque y parada.

Automated Valet Parking, para buscar una plaza libre y aparcar de manera 100% autónoma. Y Summoning, que funciona a través de una aplicación que gestiona las peticiones del usuario para ir a recogerlo a un punto concreto y trasladarlo hasta el destino elegido. 

El coche autónomo de Apple estaría listo en 2025

Desde la aplicación, el conductor puede solicitar el coche y éste arranca de forma automática, colocándose en el carril correspondiente. Cuando se detiene para recoger al usuario, las puertas se desbloquean solas y los intermitentes señalizan que el vehículo está parado.

Una vez que el usuario entra, se cierran las puertas y se vuelven a bloquear, el coche señaliza la maniobra y reanuda la marcha. En caso de encontrarse algún obstáculo en la vía, como un peatón, el coche es capaz de detectarlo rápidamente y frenar de manera autónoma. 

Una vez el coche deja al usuario en el destino escogido, el vehículo busca una plaza libre y aparca automáticamente.

Nivel 3 de autonomía

Seat Diana coche autónomo
El proyecto Diana desarrolla un nivel 3 de conducción autónoma

Con Diana, Seat ha desarrollado un proyecto de conducción autónoma de nivel 3 de 5 en la escala ADAS. Esto significa que el sistema controla todos los aspectos dinámicos de la conducción (dirección, velocidad y entorno) de manera independiente, sin que el conductor tenga que intervenir. Aun así, éste debe estar preparado para actuar en caso de peligro. 

Gracias a su gran precisión, de centímetros, del sistema de localización en el mapa HD, el coche sabe en todo momento que está en el carril adecuado”, comenta Oriol Mas, ingeniero de I+D de SEAT S.A.

Es importante dar robustez a esta tecnología, continuar desarrollándola y testeando su funcionamiento para garantizar que el sistema es seguro al 100%. En un futuro, un vehículo con mayor autonomía podrá ofrecer e incentivar nuevos servicios de movilidad inteligente y descongestionar las grandes ciudades y zonas de movilidad compleja”, concluye Mas.

Y además