Skip to main content

Noticia

Sbarro Espace GT1, un coche único en el mundo que sale a la venta

Sbarro Espace GT1

Sale a la venta uno de los coches más exclusivos del mundo, el Sbarro Espace GT1, del que solamente se fabricó esta unidad. Fue en 1999 y tiene su base en otra 'rareza' como es el Mercedes CLK GTR. ¿Su motor? Un V8 de 7,4 litros con 450 CV de potencia.

Son muchas las ocasiones a lo largo del año en las que un hypercar se pone a tiro. Para los que puedan pagarlo, claro. Pero no tantas en las que se pone a la venta un coche único en el mundo. Es el caso del Sbarro Espace GT1 del que hoy vamos a hablar, que data del año 1999 y que tiene como base un Mercedes CLK GTR, del que solamente se fabricaron 40 gracias a una colaboración entre AMG y HWA.

Más allá de su llamativo aspecto, lo que llama la atención de este Mercedes transformado es su motor. Seguramente muchos esperéis encontrar bajo su piel el V12 de 6,9 litros que equipaba el modelo original, o en su defecto el V12 de 7,3 litros de la versión de competición. Pero no, ni lo uno ni lo otro. En esta ocasión se ha optado por un V8 de 7,4 litros que entrega 450 CV de potencia, los cuales pasan directamente al tren trasero a través de una caja de cambios secuencial de cinco velocidades.

No te pierdas: ¿Son realmente necesarios los hypercars?

No es el Sbarro Espace GT1 un hypercar pesado ni mucho menos. En total pesa 1.350 kilogramos, lo que permite unas prestaciones de altura. La aceleración que se anuncia es un 0 a 100 km/h en apenas 4,9 segundos, mientras que la velocidad máxima se sitúa en 325 km/h. Quizás no sean unas cifras impresionantes para lo que se estila hoy en día, pero hay que recordar que estamos hablando de una creación de hace 20 años. Coetáneos de esa época son el Porsche 911 Turbo, que superaba por aquel entonces los 400 CV por poco, o el Ferrari F50, con 520 CV.

El primer propietario de este hypercar lo compró en el Salón de Ginebra de 1999, justo cuando se presentó. Ahora es Magna Supercars, en Marbella, quien lo anuncia en JamesEdition para su venta. No sabemos el astronómico precio que piden por él, pero sí que su todavía dueño no se ha cansado de circular con él, ya que su cuentakilómetros marca apenas 1.400 kilómetros. Y ahora que venga alguien con eso de que el dinero no da la felicidad...

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas