Skip to main content

Noticia

F1

¿Sabías que el Bugatti Chiron lleva el nombre de un piloto de F1?

Louis Chiron
¿Sabías que el Bugatti Chiron lleva el nombre de un piloto de Fórmula 1? Te contamos la historia de Louis Chiron.

En los últimos días habrás oído hablar mucho sobre el Bugatti Chiron, un espectacular superdeportivo de 1.500 CV de potencia que es capaz de superar los 400 kilómetros por hora. Por si eso fuese poco, tiene el mejor ‘embajador’ posible, pues el futbolista Cristiano Ronaldo se ha hecho con la primera unidad que se ha visto en nuestro país. Sobre el Chiron te hemos hablado mucho en Auto Bild, pero…. ¿sabías que el Bugatti Chiron lleva el nombre de un piloto de F1? Te hablamos de Louis Chiron.

VÍDEO: ¡Hemos probado el Bugatti Chiron!

La marca francesa, fundada por Ettore Bugatti, tiene un pasado muy ligado al mundo de la competición. Cuenta con triunfos en las careras de monoplazas pre Fórmula 1 (antes de 1950), en las 24 Horas de Le Mans y en rallys, y también han formado parte de la parrilla de inicio de las 500 Millas de Indianápolis, así como en la mítica Targa Florio.

Uno de los pilotos más vinculados históricamente a esta marca fue el monegasco Louis Chiron. Nacido el 3 de agosto de 1899, Chiron era hijo de padres franceses, lo que le sirvió para tener doble nacionalidad. Procedía de una familia modesta, sin recursos, y se enamoró de los coches mientras servía al ejército francés en la I Guerra Mundial como chófer en la sección de artillería. Una vez regresó a su Mónaco natal comenzó a perseguir el sueño de ser piloto de carreras en una tierra con gran tradición, pero para serlo necesitaba dinero: trabajó como vendedor de coches y como pareja de baile profesional de mujeres adineradas, algo que dicen que no se le daba nada mal, y que le permitió obtener unos buenos ingresos.

Se inició en carreras locales, como en subidas de montaña, que organizaba el Club Motor de Niza con Bugatti, el primero, un Type 13. No tardó en llamar la atención de patrocinadores y en 1926 corrió para Alfred Hoffman, dueño de la compañía farmacéutica Hoffman-La Roche. Consiguió su primer triunfo en el Gran Premio de Comminges, en Saint-Gaudens, cerca de Toulouse (Francia). En aquel entonces Ettore Bugatti ya sabía quién era Chiron. Con el Bugatti Type 35 ganó en Italia, en España, Bélgica… y en Mónaco (1931), por delante de Luigi Faglioli y de Archille Varzi en una carrera de tres horas, logrando el honor de convertirse en el primer y único vencedor monegasco en el legendario trazado.

Louis Chiron en 1934
Chiron tras ganar el GP de Francia de 1934

En 1932, después de diferentes desacuerdos con su mánager, Chiron dejó Bugatti para formar su propia escudería junto a Rudolf Caracciola, que había dejado Mercedes. Ambos fundaron el equipo Scuderia CC (Chiron-Caracciola), correrían con un Alfa Romeo P3. En los años siguientes Chiron compite, entre otros, para Ferrari, Talbot y Mercedes y se retira. En 1947, Chiron vuelve a la competición tras varios años. Logró la victoria en el GP de Francia con un Talbot. Dos años más tarde repitió triunfo en Reims. Sus 51 años no le impidieron tomar parte en la nueva Fórmula 1, puesta en marcha en 1950. Participó en un total de 15 grandes premios y su experiencia le sirvió para ser tercero en el GP de Mónaco de aquel año, a los mandos de un Maserati.

A su trayectoria en monoplazas hay que sumar su participación en las 24 Horas de Le Mans, aunque nunca acabó, y su triunfo en el Rally de Montecarlo de 1954 con un Lancia Aurelia GT. Su elegante estilo al volante y su precisión en cada movimiento le sirvió para ganarse el apodo entre los alemanes de “Willy Fox” o, entre muchos de sus compañeros, “El Perfeccionista”. Los que le conocieron creen que Alain Prost tenía unas formas muy parecidas.

Busto de Louis Chiron en Mónaco
Busto de Louis Chiron en Mónaco (Sutton Motorsport)

Es imposible acabar este recuerdo a Louis Chiron sin citar algunas de sus polémicas mientras competía. En 1949 acusó a la piloto Hellé Nice de ser espía de la Gestapo, lo que acabó con su carrera deportiva, al dejar de ser apoyada por sus patrocinadores y sus seguidores. Chiron también estuvo envuelto en una enorme trifulca con su primer jefe, Alfred Hoffman, pues se rumoreó que el piloto monegasco tenía algo más que una relación de trabajo con la esposa de Hoffman, Alice, quien también era su cronometradora. Chiron fue despedido por este asunto y Alfred y Alice se divorciaron.

Chiron falleció en 1979, a los 80 años. Hasta entonces fue toda una autoridad en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, como director de carrera. Allí, en el Circuito de Montecarlo, un busto le recuerda.

Bugatti Chiron, el segundo “Chiron”

Quizás sea por su precisión, su estilo, su elegancia y su rapidez por la que el Bugatti capaz de alcanzar los 400 km/h lleva el nombre de Louis Chiron. No es el único que ha rendido homenaje a Louis, pues el primer prototipo de este modelo, presentado en el Salón de Frankfurt de 1999, se llamaba Bugatti 18/3 Chiron en honor al piloto nacido 100 años antes. Ahora ya lo sabes: el Chiron del que tanto se habla homenajea la figura de este corredor tan importante para la historia de la marca. Recuerda cuando lo veas circular por la calle (si es que se deja ver por algún punto de nuestro país): en su interior viaja el alma de todo un piloto de carreras que llevó el nombre de Bugatti a lo más alto del podio en numerosas ocasiones.

El Chiron no es el único Bugatti con nombre de piloto, aquí te dejamos la historia de Pierre Veyron, que da nombre al Bugatti Veyron.

 

Imagen: Wikipedia Commons/Sutton Motorsport

Y además