Skip to main content

Noticia

Motor

Rolls-Royce Ghost Extended: todo por los pasajeros traseros

Rolls-Royce Ghost Extended
Más espacio, más comodidades.

En la mayoría de los coches el que más disfruta es quien va al volante, pero si hay una marca que ha conseguido que tengamos dudas sobre si preferimos ser conductor o pasajero, esa ha sido Rolls-Royce. El fabricante británico trata sobre lujo y confort, algo que se aprecia todavía más si no tienes que estar pendiente de lo que ocurre en la carretera, y que en el Rolls-Royce Ghost Extended alcanza una nueva dimensión.

Como su nombre indica se trata de una versión extendida del modelo que gana 170 milímetros extra de longitud para alcanzar los 5.716 mm totales, aunque lo que interesa es que estos van dedicados a aumentar la distancia entre ejes, que ahora alcanza los 3.466 mm, lo que se traduce en todavía más espacio para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras.

El Rolls-Royce Ghost estrena una tabla de surf a medida

Es solo uno de los muchos elementos que tienen como objetivo el confort de los ocupantes: se han instalado nada menos que 100 kilos de material aislante acústico para que no llegue prácticamente ruido a la cabina, entre los asientos hay una nevera para champagne que funciona a temperaturas de 6 y 11 grados y, además, está disponible por primera vez el asiento Serenity reclinable, que según la marca proporciona una comodidad y sensaciones equivalentes a las de un jet privado.

El apartado mecánico del Rolls-Royce Ghost Extended es idéntico al del modelo convencional, ocultando bajo el capó un motor 6.75 V12 de 571 CV y 850 Nm de par máximo.

Etiquetas:

Lujo

Y además