Skip to main content

Noticia

Renault Kangoo o Scénic, ¿cuál comprar?

Renault Kangoo o Scénic
Dos opciones con ciertas semejanzas.

Hay ciertos segmentos y formatos en el mundo del automóvil que, sin ser idénticos, si pueden llegar a solaparse e incluso hacer que un potencial comprador se pase de uno a otro. Es el caso de los monovolúmenes y las furgonetas de pasajeros. Hace años la diferencia entre ambos era abismal, pero éstas últimas han ido mejorando en calidades para acercarse cada vez más al nivel de los turismos, lo que hace que la alternativa sea cada vez más real. De hecho, dentro de las propias marcas puede darse este “conflicto”: en el caso de Renault surge al poner frente a frente el Scénic y al Renault Kangoo.

VÍDEO: Renault KANGOO Z.E. Concept, así se imagina la futura furgoneta

Diseño

Aquí no hay color entre ambos rivales, no por defecto del Kangoo, que tiene una imagen cumplidora y en la línea de los modelos de su segmento, si no porque la marca francesa precisamente decidió volcarse en este aspecto con la actual generación del Renault Scénic.

El otrora versátil y sobre todo práctico MPV ha caído víctima de la moda, viendo el auge de los SUV y su pérdida de protagonismo, decidiendo unirse a sus competidores tomando de ellos sus rasgos visualmente más potentes: protecciones inferiores de plástico, llantas gigantescas y un diseño con una caída de techo que entra por los ojos. A su lado es normal que el Kangoo pase sin pena ni gloria en materia visual.

Probamos el Renault Scénic Hybrid Assist, ¿merece la pena?

Dimensiones y espacio interior

Son modelos más o menos de tamaños similares, aunque difieren en cuáles son la cotas en las que destacan. Así, el Scénic tiene 4.406 mm de longitud, 2.128 mm de ancho, 1.653 mm de alto y 2.734 mm de distancia entre ejes. Esto hace que sea más largo y tenga una mayor batalla que su rival. El Kangoo, por su parte, alcanza los 4.304 mm de longitud y los 2.697 mm de distancia entre ejes, pero es ligeramente más ancho (2.138 mm) y bastante más alto (1.839 mm). Gracias a ello, también ofrece una mayor capacidad de maletero: 660 litros por los 506 del monovolumen.

Versiones

El Renault Kangoo se comercializa con cuatro acabados, dos pensados con vocación comercial (Profesional N1 y Profesional) y dos para particulares (Limited y Zen). El Scénic tiene el mismo número de niveles de equipamiento: Life, Limited, Zen y Black Edition.

La furgoneta está disponible con los siguientes motores: Energy dCi 75 CV manual, Energy dCi 90 CV manual, Energy dCi 110 CV manual, Blue dCi 80 CV, Blue dCi 95 CV y Blue dCi 115 CV. Mención aparte merece la variante eléctrica  Z.E. con unos 200 kilómetros de autonomía.

Por su parte, el monovolumen se ofrece en las versiones TCe 115 CV manual, TCe 140 CV manual o automático, TCe 160 CV manual o automático, Blue dCi 120 CV manual y Blue dCi 150 CV manual o automático.

Precio

Como es lógico por su pertenencia a distintos segmentos, la diferencia de precio entre uno y otro es considerable. El Renault Kangoo Combi arranca de los 11.584 euros, mientras que el Renault Scénic parte de los 16.809 euros (si hablamos del Grand Scénic la diferencia es mayor, tiene un precio de partida de 18.261 euros).

Aunque parezca una diferencia enorme, hay que tener en cuenta que la furgoneta emplea de base un motor diésel de 75 CV y que el bloque del monovolumen es un gasolina de 105 CV, así como que la dotación de equipamiento de uno y otro también es distinta.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además