Skip to main content

Noticia

Reconocen como delito darse a la fuga tras provocar un accidente: hasta 4 años de cárcel

Accidente

Si no hay víctimas mortales serán dos años de prisión

El nuevo Código Penal recoge varias peticiones de las asociaciones de víctimas, entre ellas, convertir en delito darse a la fuga tras un accidente, la pena puede llegar a cuatro años de cárcel.

Es triste pero cierto que cada poco tiempo escuchamos noticias que hablan de conductores que abandonan el lugar de los hechos tras un siniestro vial, muchos de ellos, tras atropellar a un ciclista.

Ante esta situación, las víctimas llevaban tiempo pidiendo que la justicia reconociese el hecho de darse a la fuga tras un accidente como un delito independiente. Lo han conseguido.

Reforma del Código Penal

La pasada semana el Gobierno aprobó la reforma del Código Penal. En lo que a seguridad vial se refiere, las principales novedades son estas:

  • cuando el conductor circule "bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas o exceso de velocidad" y provoque un accidente con varios heridos graves o víctimas mortales podrá ser castigado hasta con nueve años de prisión.
    De esta forma, el Código Penal "reconoce de forma expresa que existen determinadas circunstancias indicativas de una especial negligencia por parte del conductor y han de tener consideración inequívoca en las consecuencias penales como imprudencia grave".
  • se endurecen también las penas para aquellos siniestros en los que "una pluralidad de personas sufrieran las lesiones"
  • delito de abandono del lugar. Por primera vez se reconoce como delito "la falta de solidaridad con las víctimas". 
    El texto legal habla de penas de entre dos y cuatro años de prisión para "quien sabe que deja atrás a alguien que pudiera estar lesionado o incluso fallecido".
    Las penas contempladas en el nuevo Código Penal hablan de dos años prisión si como resultado del accidente hay víctimas graves y cuatro años en caso de fallecidos. 
    Ojo, que estas penas son independientes a las que ya aparecen reflejadas como delitos del tráfico.

Imprudencia grave y menos grave

El nuevo Código Penal establece qué es una imprudencia grave y cuáles son menos graves. Algo que, hasta ahora, quedaba sujeto a la interpretación del juez.

Con el texto reformado, son imprudencias graves, que se pueden castigar hasta con nueve años de prisión:

  • conducir bajo el efecto del alcohol
  • conducir bajo el efecto de las drogas
  • el exceso de velocidad

Quedan como imprudencias menos graves, textualmente, aquellas que no tengan la consideración de graves y "siempre que el hecho sea consecuencia de una infracción grave de las normas sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial".

 

 

Lecturas recomendadas