Skip to main content

Noticia

Radares

Radares en Cascada: táctica de la Guardia Civil para que no aceleres tras pasar un radar

Radar de velocidad fijo

Y tú que te creías tan 'listo' te llevas dos multas a casa

Siempre se ha dicho que la efectividad de los radares es limitada porque tras rebasarlo, el conductor que no tiene deseos de respetar el límite legal tiene carta blanca para acelerar. Teóricamente es así. Pero lo que esos conductores no saben es que la Guardia Civil tiene una táctica para evitar los acelerones post-radar, se llama Radares en Cascada.

Las 150 ubicaciones 'favoritas' de la Guardia Civil para los radares Veloláser en 2019

Es posible que en los últimos días hayas oído hablar de ellos. 

El diario Navarra.com publicó la semana pasada una noticia en la que hablaba de los Radares en Cascada como un técnica novedosa aplicada por la Policía Foral de Navarra para vigilar los excesos de velocidad en Semana Santa. 

No es un bulo, los Radares en Cascada son una realidad que, si bien es cierto que la policía navarra ha empezado a utilizar ahora, también lo es que la Guardia Civil de Tráfico la utiliza desde hace (mucho) tiempo.

"No es nada novedoso, la Guardia Civil lo aplica desde hace tiempo", nos confirman fuentes cercanas a la Agrupación de Tráfico. De 

Así funcionan los Radares en Cascada

Los Radares en Cascada son operativos de dos y hasta tres radares que se colocan en un tramo de pocos kilómetros. Lo habitual es que haya un cartel de radar, un radar fijo o móvil y un segundo radar móvil de forma consecutiva. El objetivo es que ese segundo radar cace a los conductores que han pegado un acelerón tras rebasar el primer cinemómetro.

No te enfades, la táctica es completamente legal. El propio Pere Navarro reconoció que detrás de un cartel de aviso de radar no siempre hay un cinemómetro; este tampoco indica si en el tramo hay uno, dos o tres radares. Lo que sí deberían es aparecer todos en la lista de radares fijos y móviles de la DGT.

Cartel radares

Radar + control de alcohol y drogas

Nuestras fuentes nos confirman que el uso de Radares en Cascada "no es habitual, pero tampoco excepcional". Además, hay diferentes tipos: pueden ser dos radares seguidos, incluso tres. También es frecuente colocar un radar móvil y un poco después, justo donde se sitúa el coche patrulla que debe notificar la sanción por exceso de velocidad se prepara un control de alcohol.

Radares en el mismo kilómetro, pero en distinto sentido

Este tipo de controles y los Radares en Cascada son más frecuentes en operativos especiales y en verano, afirman nuestras fuentes. 

"Ahora por la noche se están poniendo dos radares, disparando uno en cada sentido de la marcha", nos desvelan. De esta forma se reduce la presencia de patrullas notificadores. "Si un coche cae en sentido decreciente, en el que notifica es el otro radar".

Lecturas recomendadas