Skip to main content

Noticia

¿Puede el Abarth 124 Spider quitarle ventas al Fiat 124 Spider?

Abarth 124 Spider tres cuartos delanteros
Hablemos de posible (o no) canibalización.

El Fiat 124 Spider es, sin lugar a dudas, el modelo más refrescante que ha salido de una fábrica de Fiat en mucho tiempo. Recuperando un clásico y tomando la buena base del Mazda MX-5, la marca italiana ha dado a luz a un descapotable interesante que, para más inri, tiene una versión todavía más deportiva en la forma del Abarth 124 Spider. La cuestión es, ¿puede quitarle ventas a su hermano “pobre”?

VÍDEO: Abarth 124 Spider: si algo le sobra es ritmo

De fondo estamos ante el mismo coche, pero entre uno y otro hay bastantes diferencias que pueden inclinar la balanza hacia uno u otro lado, pero ¿hasta qué punto? Vayamos por partes.

Imagen

Es indudable que desde la versión base es un modelo bastante llamativo, con un conjunto bajo, alargado y ancho que además muestra músculo sin tapujos. Sin embargo, lucir el escorpión en la carrocería es algo que supone un extra de agresividad: paragolpes con mayores entradas de aire, llantas de 18 pulgadas, dos salidas de escape dobles y la posibilidad de lucir una combinación cromática tricolor. Que esto decante la balanza de un lado u otro depende de los gustos personales, pero objetivamente podemos afirmar que el Fiat 124 Spider es la versión más refinada y el Abarth 124 Spider la ‘gamberra’.

Probamos el Fiat 124 Spider Base

Mejoras estructurales

Es lógico que la versión de altas prestaciones coja lo bueno del modelo original y lo mejore, por lo que no es sorpresa que en este apartado gane el Abarth. Es más ligero que el Fiat, marcando 1.060 kilos sobre la balanza que además se reparten perfectamente al 50/50 entre ambos ejes; monta barras antivuelco más rígidas, cuenta con amortiguadores Bilstein más firmes y los frenos son unos Brembo con discos de aluminio.

Motor

El propulsor es una de las principales diferencias entre ambos. el Fiat solo se comercializa con un bloque 1.4 Turbo MultiAir de 140 CV y 240 Nm de par, que se combina con caja de cambios manual o automática de seis velocidades y con un sistema de propulsión trasera. El Abarth, por su parte, emplea el mismo propulsor, pero ‘apretado’ hasta los 170 CV y los 250 Nm.

Como resultado la aceleración de este último es mejor, haciendo el 0-100 km/h en 6,8 segundos en lugar de en 7,5, además de tener una velocidad punta más amplia, 250 km/h por los 215 del modelo base.

Versiones

El Abarth es lo que es, pero el Fiat se ofrece en tres niveles de acabado diferentes que hacen más fácil adaptarlo al gusto: Base, Lusso y S-Design. Ya desde el primero cuenta con elementos como el aire acondicionado, llantas de aleación o la doble salida de escape; aumentando paulatinamente hasta llegar a contar con tapicería de piel o sistema de infoentretenimiento, entre otros.

Precio

El elemento diferencial entre uno y otro. El Fiat 124 Spider, con todas las versiones que ya hemos comentado, maneja una horquilla de precios de arranque de entre 27.000 y 30.000 euros, mientras que el punto de partida del Abarth 124 Spider es de casi 41.000. La diferencia es más que cuantiosa, de hecho, creemos que suficiente como para evitar que alguien que estuviera pensando en comprarse el Fiat se decida en el último momento por Abarth. El que se haga con la versión deportiva ya venía con el pensamiento de casa.

Todo sobre el Fiat 124 Spider

Todo sobre Fiat

Y además