Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Prueba retro: Opel Ampera, el primer eléctrico de autonomía extendida

Prueba Opel Ampera

Tras salir del parking de Opel, leo en una de las pantallas que la autonomía eléctrica es de 66 kilómetros (requiere una carga a la red doméstica de cuatro horas). Para mi trayecto no me vale porque mi destino está a 120. ¿Renuncio? Para nada. El Opel Ampera aumenta su autonomía eléctrica con un motor de combustión que funciona a modo de generador. 

Eso cambia las cosas, porque con 35 litros de gasolina cubre más de 500 kilómetros. Es la teoría, porque luego, todo depende de cómo uses tu pie derecho. 

Es así. El Ampera es un coche que requiere más que ningún otro de su conductor para exhibir sus ventajas. Me explico. Hay cuatro modos de conducción (Normal, Sport, Montaña y Retener). Los dos primeros exprimen las baterías el final de su vida útil para luego activarse el motor de combustión. 

 

El de Montaña es para preparar al coche ante una fuerte demanda de energía durante un periodo prolongado, mientras que el último hace prevalecer el motor de gasolina frente el eléctrico para no gastar la energía de la batería que puedas utilizar después. 

Por eso te digo que en el Ampera no hay lugar para la improvisación. Tienes que pensar muy bien el itinerario y ver qué modo es el que se adapta mejor.  ¿Merece la pena sobre cualquier otra berlina de su tamaño? Por precio está claro que no. Por consumo, y siempre que seas comedido con el acelerador, puede que te compense. 

Si la electricidad es más barata que la gasolina, la clave estriba en utilizar al máximo las baterías. En suelo urbano es donde el Ampera parece alargar su duración porque en carretera las agota con suma rapidez. 

Si eres una persona que no hace muchos kilómetros al día para ir a trabajar de lunes a viernes, no necesitarás la gasolina para nada. Mejor deja el depósito lleno para los trayectos de largo recorrido los fines de semana.

Conclusión: 7/10

Hasta que llegue el Toyota Prius Plug-In, el Opel Ampera se va a convertir en uno de los coches eléctricos más utilizables que existen y que mejor salvan el problema de su siempre “muy limitada” autonomía. Su respuesta al acelerador es más que convincente, es confortable y su dinámica no merece mayor reproche (no es un deportivo, claro está).

Opel

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además