Skip to main content

Noticia

Prueba: Mercedes G 350d. Así es el modelo de acceso en acción

Prueba del nuevo Mercedes G 350d

Te pongo en situación: carreteras heladas y cubiertas por gruesas capas de nieve. Estamos en el paso de montaña Timmelsjoch de los Alpes, a unos 2.500 metros de altura, un sitio por el que, a mediados de diciembre, solo son capaces de circular unos pocos coches. El Mercedes Clase G es, definitivamente, uno de ellos. Y nosotros ya memos probado el nuevo Mercedes Clase de acceso, el G 350d.

Sus formas cuadradas son ya inconfundibles. Desde 1979, Mercedes fabrica su todoterreno más puro, el Clase G. Al principio se concibió como un todoterreno rudo, pero a lo largo de los años, ha ido tendiendo más y más al lujo de la marca. Desde junio de 2018, circulan los primeros ejemplares de la nueva Clase G por las pistas más radicales y lo bulevares más exclusivos del mundo. 

VÍDEO: El Mercedes Clase G por rutas imposibles

A unos 330 kilómetros de aquí se encuentra el lugar de nacimiento de cada Clase G. Dicho más claramente, en la fábrica Magna de Graz, en Austria. Desde el verano allí se produce también el G 500 y la variante AMG, el G 63. Ninguno de los dos es barato, que se diga, ya que sus versiones básicas parten de por encima de los 100.000 euros, por eso son tan queridos por estrellas del fútbol y demás millonarios.

Pero existe una variante prácticamente de acceso, el nuevo G 350d, con un nuevo diésel de seis cilindros en línea, que rinde 286 CV y 600 Nm de par máximo. Mercedes dice que este no es solo el diésel más potente que ha existido nunca en un Clase G, sino también el más eficiente. Y eso es lo que vamos a comprobar. 

Pocos cambios exteriores

Seis años después de la última revisión, Mercedes presenta una Clase G totalmente nueva, aunque los de Stuttgart apuntan más a una evolución que a una revolución. Al menos, en lo estético. Las líneas maestras del modelo original se mantienen, aunque se han refrescado con algunos elementos modernos. Las diferencias están en los detalles.

Prueba del nuevo Mercedes G 350d

En el frontal, llaman la atención los nuevos faros de LED, donde las luces diurnas se integran en un anillo. El capó tiene un modelado un poco diferente, pero sigue ubicado sobre la carrocería, de forma clásica. En el lateral cambia bien poco, solo los espejos tienen una nueva forma, las puertas tienen las esquinas más redondeadas y las ventanillas son menos rectangulares.

La zaga recibe ahora pilotos de LED, y la rueda de repuesto sigue colocada en el portón trasero. Un detalle que no ha cambiado con los años es el sonido de las puertas: aunque las nuevas son de aluminio, siguen sonando como las anteriores de acero. Los desarrolladores han invertido muchas horas de trabajo en estos detalles. 

Un corazón más eficiente

Y es que tanto óptica como acústicamente, todo recuerda a los modelos clásicos del Clase G. Pero aquí, bajo el capó, han incluido novedades decisivas. Hablo del nuevo U M 656, o lo que es lo mismo, el nuevo seis cilindros en línea diésel. ¿Qué aporta este motor en los apartados de rendimiento, y de emisiones? 

Prueba del nuevo Mercedes G 350d

Según el responsable de Producto de Mercedes: "Para nosotros ha sido muy importante montar el motor diésel más moderno posible, por eso hemos esperado un poco a implantarlo en esta generación. Lleva un incremento de 30 kilowatios, y ahora pasa a 210, esto es, 286 CV, pero no nos hemos limitado a eso. Aunque tiene más potencia, hemos conseguido reducir el consumo gracias a una combustión en fases, a una carga del turbo en dos niveles, las camisas de los cilindros con tecnología Nanoslide y una gestión variable de las válvulas Camtronic. 

La pregunta es inevitable: tal y como están las cosas con los diésel, ¿cuál es el futuro de este motor? "Este motor cumple la norma Euro 6 D-TEMP, y por tanto está preparado para los tiempos actuales y futuros. Y por tanto, está preparado para superar las restricciones de emisiones legales futuras más exigentes". 

¡Arrancamos!

Llega el momento de probarlo 'in situ'. Empecemos por el interior. Los asientos de cuero son ahora de serie en el G 350d, igual que los revestimiento de cuero del cuadro de instrumentos. El cockpit de pantalla apaisada es opcional, y también cambia la típica postura de asiento del Clase G. 

Prueba del nuevo Mercedes G 350d

El nuevo G es 5 centímetros más largo, y también seis más ancho. Por eso gana en habitáculo, aunque sigue sin ser un prodigio de espacio. Uno va aquí dentro increíblemente elevado, en concreto, 92 centímetros sobre el asfalto. Lo primero que noto al conducirlo es que es mucho menos ruidoso, y llegan menos vibraciones al interior. En este diésel la evolución es clara, y se nota sobre todo al pisar a fondo y subirlo de vueltas. 

El nuevo Clase G 350d, con sus 286 CV, debe acelerar de 0 a 100 en 7,4 segundos, y alcanzar una punta de 199 km/h, según Mercedes. El consumo anunciado es de 9,8 litros, unos datos que sorprenden en el nuevo diésel del Clase G. Especialmente en montaña, la manera en que transmite la fuerza es muy importante. El cambio G-Tronic se ha afinado especialmente para el Clase G, y según Mercedes se han reducido los tiempos de inserción, por lo que este todoterreno es aún más vivo.

Ya desde la primera marcha, mantiene mejor el empuje, y en cortas aceleraciones lo siente claramente más ágil. El nuevo repartidor distribuye la fuerza en un 40% al eje delantero y un 60 al trasero, y eso mejora especialmente el comportamiento en carretera. Y además, con la tracción permanente, tengo la máxima tracción todo el rato. Por medio de la reductora todoterreno el par motor a las ruedas se ha aumentado, y eso mejor sus capacidades offroad. 

La opción "barata"

Por supuesto, el nuevo G 350d no es comparable en prestaciones al G500 o el G 63, pero, en consumo y emisiones, es un poco más amigable con el medio ambiente que sus dos hermanos. Y posiblemente, este es el mejor motor para un uso diario. El precio podría estar en torno a los 90.000 euros, aunque Mercedes aún no lo ha confirmado. Pero con un par de extras, superará rápidamente los 100.000 kilómetros. Por desgracia, el modelo de acceso a la Clase G tampoco será un chollazo en este caso. 

Pero aun así, para quien tenga dinero suficientes en la cuenta, este G 350d empezará a venderse a principios de 2019. Entonces, aún quedará nieve en el paso de Timmelsjoch, perfecto para estrenarse en el nuevo modelo diésel de la Clase G. 

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además