Noticia

Porsche Cayman GT4, la penúltima víctima de Nüburgring

Porsche Cayman GT4, la penúltima víctima de Nüburgring

Noelia López

20/09/2016 - 12:23

La penúltima víctima del circuito de Nürburgring ha sido un Porsche Cayman GT4. La culpa, en realidad, es del charco de aceite que deja segundos antes un BMW M3 en un drift demasiado abierto. Los dos coches acaban chocando contra el guardarraíl, pero el Porsche se lleva la peor parte...

La penúltima víctima del circuito de Nürburgrirn ha sido un Porsche Cayman GT4 (que no la última, porque habrá muchas más).

Tal y como recoge la sencuencia que te mostramos a continuación, el Cayman circulaba junto a otro grupo de coches por el Anillo Verde cuando el BMW M3 que le precede hace un drift demasiado abierto y termina fuera del trazado.

Nurburgring no está hecho para ir a pie

Hasta aquí, no hubiese habido mayores consecuencias de no ser porque el BMW pierde parte del lubricante del motor que queda sobre el asfalto convirtiéndolo en una auténtica pista de patinaje para el conductor del Porsche que pierde el control y nada puede hacer para evitar que su deportivo termina impactando contra el quitamiedos.

Lo que sucede a continuación puede herir la sensibilida de más de uno porque el Cayman pierde el parachoques delantero y termina chocando contra el M3 que sigue parado en la cuneta.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches