Noticia

Porsche 911 Turbo 2016: ¡brutalmente rápido!

Raúl Salinas

01/12/2015 - 10:57

El Porsche 911 Turbo 2016 recibe las mejoras estéticas y técnicas que ya hemos visto en las versiones carrera, aunque como resulta evidente, la novedad más importante, que es la sobrealimentación, aquí no tiene lugar. La versión Turbo S con carrocería coupé consigue entrar en el exclusivo club de los coches capaces de acelerar de cero a cien en menos de tres segundos: ¡Vaya bestia!

El Porsche 911 Turbo 2016 y el Porsche 911 Turbo S 2016 se acaban de presentar en las redes y será en el próximo Salón de Detroit, en enero, cuando los podamos tocar por primera vez. Recibe las mejoras estéticas y algunas soluciones técnicas que ya vimos en el Porsche 911 2016.Evidentemente, la incorporación de sobrealimentación en esta versión no supone ninguna novedad, pero sí consiguen mejorar la eficiencia de la mecánica y su poderío. El resultado es abrumador, pero antes de entrar ahí, vamos a repasar los cambios estéticos.

Así funciona su motor bóxer.

Te interesa: Prueba Porsche 911 Carrera S 2016

Como se puede ver en la galería, el Porsche 911 Turbo 2016 cuenta con novedades estéticas tanto en el frontal como en la parte trasera, siguiendo el estilo más afilado de las versiones Carrera. En el frontal, las tomas de aire son notablemente más grandes y rectas que en la versión actual, mientras que las dos tiras de LED imitan el estilo seguido por el resto de versiones Turbo (del Porsche Panamera, Cayenne y Macan). En la parte trasera, el nuevo paragolpes monta nuevas tomas de aire en los extremos laterales, así como un nuevo difusor con cuatro salidas de escape muy bien integradas: los faros traseros con tecnología 3D son exactamente los mismos de la versión Carrera.

En el interior del Porsche 911 Turbo 2016 encontramos los mismos elementos novedosos que ya vimos en los Carrera. Dos son las principales novedades: el modernizado sistema PCM con la nueva pantalla táctil de siete pulgadas y una interfaz más fácil e intuitiva y el nuevo volante de 360 mm de diámetro derivado directamente del Porsche 918 Spyder con el nuevo selector de mandos y el botón Sport Response. Este selector permite seleccionar cuatro modos: Normal, Sport, Sport Plus e Individual. Todos estos elementos forman parte del Paquete Sport Chrono, que es de serie en las versiones Turbo. El botón Sport Response prepara al coche para conseguir exprimir todas sus prestaciones en un momento determinado y durante un tiempo máximo de 20 segundos.

Y es que en términos de prestaciones es donde el nuevo Porsche 911 Turbo 2016 da su 'do de pecho'. El motor bóxer de seis cilindros y 3,8 litros aumenta su potencia en 20 CV, hasta alcanzar los 540 CV. Ese incremento se consigue gracias a la modificación de los orificios de admisión de la culata, connuevos inyectores y con una presión de combustible superior. Por su parte, el Porsche 911 Turbo S 2016 alcanza los 580 CV, gracias a un turbo de mayor diámetro. Ambos motores incorporan la función dinámica de sobrepropulsión: con ello se mantiene la presión del turbo mientras se levanta brevemente el pie del acelerador, el resultado es que el motor reacciona sin retardo a la siguiente presión del pedal derecho: esta función es más evidente en los modos de conducción Sport y Sport Plus.

El resultado de todo este cóctel tecnológico es abrumador. ¡El Porsche 911 Turbo S 2016 es el primer Porsche 911 de serie capaz de bajar de los tres segundos en la aceleración de cero a cien! Parando el crono en 2,9 segundos. Las mejoras aerodinámicas le permiten también aumentar la velocidad máxima en 12 km/h, hasta los 330 km/h. Por su parte, el Porsche 911 Turbo necesita una décima más para alcanzar los 100 km/h desde parado y fija una velocidad máxima de 320 km/h. La reducción de las cifras de consumo no son tan importantes como en las versiones Carrera, pero aún ya contando con sobrealimentación, han conseguido rebajar el consumo en 0,6 litros en ambas mecánicas, fijando un consumo medio de 9,1 y 9,3 litros a los cien en ambas versiones.

Para aumentar la diversión a sus mandos, Porsche ha incorporado un nuevo modo del control de estabilidad (PSM). Se llama PSM Sport y se activa presionando el botón PSM situado en la consola central. Con esto se consigue que el control de estabilidad trabaje de manera latente, permitiendo una gran permisividad y entrando solamente en situaciones límite, una opción muy deportiva para entrar en circuito pero con mayor seguridad que si desconectas por completo las ayudas, que también se puede hacer presionando dicho botón de manera prolongada.

Entre las novedades técnicas, el Porsche 911 Turbo S incorpora el sistema activo de la suspensión PASM de serie y revisado, el sistema PDCC para compensar el balanceo o los espectaculares frenos cerámicos PCCB. Entre las nuevas opciones disponibles para todos los 911 Turbo se encuentra el asistente de cambio involuntario de carril mediante un radar y el efectivo sistema de elevación del eje delantero que ya vimos en la prueba del Porsche 911 2016. Entre el equipamiento de confort, el sistema de audio Bose es de serie en toda la gama, además del sistema PCM con navegador y conectividad de primer nivel, con Wi-Fi o Bluetooth. Los nuevos Porsche 911 Turbo llegarán al mercado español a finales de enero de 2016 con estos precios:

Porsche 911 Turbo: 200.822 euros

Porsche 911 Cabriolet: 215.754 euros

Porsche 911 Turbo S: 232.995 euros

Porsche 911 Turbo S Cabriolet: 247.927 euros

Lecturas recomendadas

Todo sobre Porsche

Porsche

Buscador de coches