Noticia

A bordo

El botón que 'pone a mil' al nuevo 911 Carrera

Javier Leceta

15/09/2015 - 16:53

Una de las grandes novedades del nuevo Porsche 911 Carrera es el botón ‘Active Response’, un interruptor ubicado en el volante y heredado del 918 Spyder que precondiciona los sistemas de regulación de la propulsión y del chasis a un rendimiento mayor y a un comportamiento de respuesta más rápido para que deportivo alemán ofrezca durante 20 segundos su máximo rendimiento.

Una de las novedades tecnológicas del nuevo Porsche 911 Carrera más destacadas es la incorporación, por vez primera, de una leva de conmutación en el volante adoptada del interruptor Hybrid Modus del 918 Spyder. Este sistema, incluido en combinación con el paquete opcional Sport/Chrono cuenta con un anillo giratorio que, en ángulos de 90 grados, permite seleccionar cuatro modos de conducción: Normal, Sport, Sport Plus e Individual. Este último programa permite realizar una configuración personalizada en función del equipamiento compuesta, por ejemplo, por el sistema PASM (Porsche Adaptive Suspension Management), los soportes del motor activos, el cambio PDK y el sistema de escape deportivo. Un LED integrado en el interruptor giratorio indica el modo seleccionado en todo momento. No te pierdas este vídeo donde vas a poder ver en detalle al nuevo 911 Carrera:

El boton que pone 'a mil' al 911 Carrera

Te interesa: Porsche 911 Turbo 2016, brutalmente rápido

Pero esta no es la única novedad destacable: los modelos con cambio automático de doble embrague adoptan, adicionalmente, el interruptor central del 918 Spyder, también denominado botón Active Response (Respuesta Activa). A través de este interruptor central, el conductor puede solicitar instantáneamente el máximo rendimiento del coche para realizar una maniobra (por ejemplo, un adelantamiento). En concreto, el deportivo alemán precondiciona los sistemas de regulación de la propulsión y del chasis a un rendimiento mayor y a un comportamiento de respuesta más rápido. De esta forma, los parámetros del motor y del cambio PDK se preajustan a la aceleración máxima posible durante 20 segundos: un espacio de tiempo en el que el 911 Carrera ofrece lo máximo de sí mismo para ponerse a mil. Esta operación de superpotencia puede realizarse tantas veces como se quiera, según ha explicado la marca alemana. Mientras, un indicador en el salpicadero informa al conductor sobre la disponibilidad de una mayor aceleración y su duración. En este otro vídeo, te hablamos de los nuevos motores turbo:

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Todo sobre Porsche

Porsche

Buscador de coches