¿Por qué en Noruega se venden tantos coches eléctricos?

¿Por qué en Noruega se venden tantos coches eléctricos?

23/10/2014 - 09:48

La pregunta es fácil, muy fácil de responder: en Noruega se venden muchos coches eléctricos porque es un país con la gasolina muy cara que concede un montón de ventajas fiscales a los conductores de vehículos enchufables.

El 1% del parque automovilístico que se mueve por Noruega es enchufable. Dicho así puede parecer poco, pero ese 1% son más de 30.000 matriculaciones al año. La pregunta que surge es: ¿por qué en Noruega se venden tanto coches eléctricos?

La respuesta está en las gasolineras y los impuestos. Allí, la gasolina tiene un precio muy elevado; por contra, el uso de energías alternativas, como la electricidad está premiado con un montón de ventajas fiscales.

Para empezar, los compradores de un coche eléctrico quedan exentos del pago de impuestos. Eso en Noruega es muy importante, pues sus tasas casi duplican el precio del vehículo. Para que te hagas una idea, un coche elétrico que se compra por 60.000 euros, costaría casi 100.000 euros si se añadieran todos los impuestos.

Tampoco pagan los enchufables que circulan por carreteras de peaje (abundantes en Noruega) o carriles bus. Y en ciudades como Oslo, la capital, pueden aparcar en zonas de ORA sin tener que pagar ticket.

Otro punto clave está en la recarga. Actualmente, el precio de la gasolina en Noruega ronda los dos euros el litro, sin embargo, cuentan con una red de recarga pública muy bien repartida (tienen incluso puntos de recarga en las carreteras) y su uso es totalmente gratuito.

Si a todo esto le unimos que los noruegos son, posiblemente, los europeos más concienciados con el cuidado del medio ambiente y que, aunque allí un coche eléctrico cuesta lo mismo que aquí, sus sueldos son de unos 3.600 euros (pagar 60.000 euros por un turismo que se enchufa no les parece caro), no hace falta más explicación para saber por qué en Noruega se venden tantos coches eléctricos.

Más de E-mobility de Volkswagen