Skip to main content

Noticia

Motor

Nos subimos al Aston Martin Valhalla, el hiperdeportivo híbrido británico de más de 1.000 CV

Aston Martin Valhalla
Sergio Ríos

Hemos podido ver de cerca y subirnos al Aston Martin Valhalla, el nuevo hiperdeportivo híbrido de la marca británica, que ya está cerca de llegar a la producción.

El Aston Martin Valhalla es uno de los coches más esperados de la marca británica. Se trata del último hiperdeportivo de esta firma y ha recibido cambios importantes desde que fue anunciado allá por 2019, como un aumento de potencia. Ahora, hemos podido verlo de cerca y subirnos en él en una versión muy similar a la que llegará a la producción.

Para ello, me he desplazado hasta Múnich, donde Aston Martin ha situado una de las dos unidades que se están mostrando de este modelo esencialmente derivado del Valkyrie. Una de ellas se encuentra en los Estados Unidos, mientras que la que tengo frente a mí es la que va a recorrer distintas zonas de Europa.

De esta forma, en persona reconozco que el diseño del Aston Martin Valhalla es sorprendente. A simple vista, la estética no es recargada, pero está repleta de detalles aerodinámicos pensados para ofrecer el mejor rendimiento. De hecho, la marca asegura que a 240 km/h es capaz de generar 600 kg de carga aerodinámica

Ahora bien, ¿cómo se ha logrado esto? De entrada, hay una gran toma de aire en el frontal, así como destacan los laterales con dos conductos en la zona inferior. Estos llevan el aire hasta una trasera dominada por un enorme difusor, pero donde también se ha colocado un alerón activo. Y es que sí, la aerodinámica activa también es esencial en este hiperdeportivo.

No es para menos, ya que este coche es capaz de volar sobre el asfalto. Desde que se anunció hace tres años en el Salón de Ginebra, la mecánica ha mejorado y ahora ha alcanzado nuevos niveles. Así, desde entonces el motor del Aston Martin Valhalla ha pasado de ser un V6 a ser un V8 de 4 litros de origen AMG, el cual se acompaña de dos motores eléctricos que aportan alrededor de 200 CV adicionales.

De esta manera, hablamos de un coche que supera los 1.000 CV de potencia, hasta situarse en unos 1.012 CV. Esta fuerza se gestiona a través de una caja de cambios de doble embrague de 8 relaciones y todo el conjunto, en un modelo que pesa menos de 1.550 kg, da como resultado unas prestaciones de infarto.

Según Aston Martin, el paso de 0 a 100 km/h se puede realizar en apenas 2,5 segundos, así como la velocidad máxima es de 350 km/h. En definitiva, casi podemos hablar de un coche de competición para la carretera y también percibo esa sensación al sentarme en su habitáculo.

Por dentro, sencillez y aire de competición

El interior del Aston Martin Valhalla es uno de los elementos que más se han trabajado de este deportivo, a pesar de su aparente sencillez. Para dar con la configuración correcta, la marca ha colaborado con parte de su equipo de Fórmula 1 y ha tenido en cuenta el feedback recibido para dar con el mejor resultado.

Así, lo que me encuentro es un habitáculo repleto de fibra de carbono y con pocos elementos. Puedo ver una pequeña pantalla para el cuadro de instrumentos, así como otra algo mayor en la zona central. Por la parte inferior, solo encuentro el botón de arranque y el selector de la marcha.

Además de esto, observo un volante achatado por arriba y por abajo con fibra de carbono y Alcantara -materiales que pueblan todo el interior-, el cual solo cuenta con un par de mandos en la parte inferior. Sin duda, todo es mucho más espartano que en un superdeportivo “convencional”.

De hecho, esto no es lo único que me da una sensación distinta, ya que la propia postura de conducción es más propia de un coche de competición. Estoy sentado de una manera similar a la de un piloto de Fórmula 1 en unos asientos que forman parte de la estructura de fibra de carbono del coche. Eso sí, esto no será así en el modelo final.

Aston Martin Valhalla
Sergio Ríos

Según la firma británica, el habitáculo del Aston Martin Valhalla en el que estoy sentado es en un 80% el que tendrá la variante de producción. Por lo tanto, habrá cambios y uno de ellos serán los asientos. En esta unidad, son fijos y son los pedales los que se mueven, pero en la versión final sucederá lo opuesto.

Tal y como explican, desde el equipo de Fórmula 1 les han indicado que los pedales ajustables no son la mejor solución, de manera que optarán por utilizar unos fijos y unos asientos móviles. Así, se logrará además un mayor espacio en la zona frontal, lo que permitirá montar un motor eléctrico delantero más grande y alcanzar así la sorprendente potencia anunciada.

Por lo tanto, aún se tienen que realizar algunos ajustes, pero este esperado hiperdeportivo está cada vez más cerca de llegar a la carretera, tras haber sufrido algunos retrasos. Ahora, se espera que su comercialización comience en 2024 y la producción será de 999 unidades, en lugar de las 500 anunciadas inicialmente. 

De esta manera, más afortunados podrán hacerse con este coche, pero no por ello dejará de ser tan exclusivo. Al fin y al cabo, se espera que el precio del Aston Martin Valhalla ronde los 800.000 euros.

Aston Martin Valhalla

Aston Martin Valhalla
Ver todas las versiones

Y además