Skip to main content

Noticia

Motor

Normativa Euro 7: así serán las nuevas regulaciones a los motores de combustión

motor_humo_escapes

Ni importa si crees que es justo o injusto, si te parece que el mundo se precipita en su lucha contra contra el cambio climático o que va tarde y mal, si eres más de gasolina, de diésel o de eléctricos... Lo único que cuenta es que la Unión Europea sigue dando pasos en esta 'cruzada' que afectan de lleno a los Estados miembros. Y que en 2021 se espera la aprobación final de la controvertida normativa Euro 7 y las nuevas regulaciones a los motores de combustión que nos esperan... y que podrían acabar con este tipo de mecánicas más pronto que tarde. 

Cuando acaba de entrar en vigor la Euro 6d y los fabricantes han padecido 'sangre, sudor y lágrimas' para bajar las emisiones oficiales (tras la puesta en marcha, a su vez, del exigente protocolo de homologación WLTP) sin que ello repercuta demasiado en los precios finales de sus modelos -especialmente, en los segmentos más económicos-, Europa prepara nuevos retos que, con los coches térmicos -en cualquiera de sus formas- cada vez más difíciles de cumplir. Especialmente, para una industria que tradicionalmente, cuantificaba en una media de 4 o 5 años el tiempo que tardaba un vehículo en llegar a los concesionarios desde que se concebía como proyecto. 

VÍDEO: No te hagas líos, estas son las etiquetas de la DGT

Pero es que el crono apremia y los planes de la UE son implementar todos estos cambios ya en 2025. Por ello, no es de extrañar que varios fabricantes hayan declarado, ya sin tapujos, que abandonan indefinidamente el desarrollo de las tecnologías tradicionales para centrarse en una electrificación que, por cierto, tampoco va a ofrecer todas las garantías para pasar la criba si finalmente la normativa Euro 7 y las nuevas regulaciones a los motores de combustión que conlleva- recibe luz verde en el tercer trimestre de 2021.  

Nuevos requisitos

El objetivo es que todos los coches que se vendan en 2030 declaren unas emisiones contaminantes oficiales según WLTP de 47,5 g/km como máximo (para que te hagas una idea, en España, hasta ahora, se consideraba que un coche que homologaba 120 g/km era lo suficientemente 'sostenible' como para estar exento de pagar el impuesto de matriculación). Y que en una segunda fase, estos valores tope bajen aún más para homologar coches y no tener que efrentarse a cuantiosas multas.  

WLTP: todo lo que debes saber

Otro de los cambios que se plantean será el límite de emisiones de monóxido de carbono, que actualmente entre 500 y 1.000 mg/km. Pero lo que ha terminado de crear malestar en es que Europa exija también que los últimos avances tecnológicos actuales en materia de geolocalización sirva para 'espiar' continuamente a los vehículos nuevos, de tal manera que se pueda controlar en tiempo real que sus emisiones siguen siendo las declaradas durante toda la vida útil del vehículo, con independencia de a qué trabajos mecánicos se someta o por dónde circule. 

El sector, escéptico

Este último punto preocupa y mucho a todos por lo que supone en términos de libertad y privacidad, y tampoco quienes preparan la norma están dispuestos a que sea un punto que eche por tierra todos los esfuerzos hechos hasta ahora y desvirtúe la puesta en marcha de una ley antipolución especialmente severa. Sin embargo, no hacía falta añadir esta polémica cuestión para que el sector de la automoción, a nivel global, dude de la posibilidad real de alcanzar unos objetivos tan ambiciosos.

Es por ello que la industria reclama más tiempo y que las iniciativas comunitarias vayan acompañadas de unos planes de actuación concretos y realistas, que permitan una transición ordenada hacia la ansiada meta del transporte privado de 'cero emisiones': ayudas públicas directas a la compra ante el elevado, refuerzo de la red pública y privada de puntos de recarga y planes de achatarramiento de los vehículos más antiguos y contaminantes.    

Asimismo, dudan de que los propios fabricantes tengan la capacidad de poder ofrecer vehículos tan eficientes a corto plazo prescindiendo de la gasolina, el diésel, el gas (natural GNC o licuado del petróleo GLP) e incluso las fórmulas de hibridación suave o microhibridación (MHEV)... porque lo más probable es que tampoco estén en condiciones de pasar las nuevas cribas. Es más, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), en concreto, ha valorado en su página web oficial todas estas cuestiones. Consideran que la nueva norma "dará lugar a más prohibiciones, incluyendo a los vehículos híbridos" y que podría "poner en riesgo la competitividad de la industria".

Y además