Skip to main content

Noticia

F1

Nico Rosberg estuvo a punto de abandonar en Australia

Los Papeles de Panamá salpican al mundo de la F1

Nico Rosberg estuvo a punto de abandonar en Australia el pasado fin de semana, pues un trozo de otro coche obstruyó el conducto de ventilación de los frenos de su monoplaza, lo que obligó al alemán a cambiar su estilo de pilotaje al subir la temperatura.

Nico Rosberg se convirtió,
tras un giro radical en la carrera provocado por la bandera roja,
en el
ganador del
Gran Premio de Australia de Fórmula
1
, después de heredar el liderato tras un problema de
Sebastian Vettel en el pit-lane. El alemán de Mercedes, sin
embargo, no tuvo fácil la victoria en Melbourne, pues pasó casi
media carrera con un problema de frenos.

En la vuelta 30 de la primera carrera del año,
un trozo de otro coche que había suelto en medio de la pista
obstruyó el conducto de ventilación de los frenos, que se encarga
de refrigerar la pinza y el disco. Sin él, como ya hemos visto en
casos similares
como el que afectó a Alonso en el GP de España del año pasado
,
el abandono es casi seguro. Rosberg, sin embargo, pudo completar el
resto del Gran Premio modificando su forma de pilotar, levantando
el pie y usando la resistencia del aire para frenar el
monoplaza.

"Los frenos se calentaron un poco, porque algo
de suciedad entró en el sistema de refrigeración. Llegó a ser
crítico y difícil de gestionar. De hecho, llegamos
a estar en el límite de tener que retirar el coche, pero al final
conseguimos que todo funcionase bien", ha señalado el piloto
alemán.

El problema se agravó debido a las
restricciones en las comunicaciones de radio que se han hecho desde
el comienzo de la temporada, por lo que el propio Rosberg debió ser
el encargado de gestionar lo sucedido hasta la bandera a
cuadros.

Además, te puede interesar:

-
Verstappen niega cualquier problema con Sainz

-
Los pilotos protestan por el actual sistema de F1

Lecturas recomendadas