Noticia

Mini John Cooper Works 2015: ¡el más deportivo de todos!

Emilio Salmoral

11/12/2014 - 09:02

El Mini John Cooper Works 2015 es la versión más deportiva de la tercera generación del coche británico. Utiliza un motor de gasolina de 2,0 litros turboalimentado con 231 CV de potencia. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

El Mini John Cooper Works 2015 ya está aquí y es el más deportivo de todos los Mini que hay en el mercado. La tercera generación del Mini ya tiene, por fin, a su estandarte más pasional.

El Mini John Cooper Works recurre a un motor de cuatro cilindros de 2,0 litros sobrealimentado gracias a la tecnología Mini TwinPower Turbo que le permite ofrecer 231 CV de potencia y un par máximo de 320 Nm a 1.250 revoluciones.

Con estas cifras, el nuevo John Cooper Works es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h 6,3 segundos -6,1 con la caja de cambios automática- y alcanza una velocidad máxima de 246 km/h. ¿Consumo medio? 6,7 l/100 km y 5,7 litros con la transmisión automática.

Resulta muy llamativo que los ingenieros de BMW han logrado disminuir el consumo medio en un 20% respecto a la versión con transmisión manual y aumentar las prestaciones utilizando la caja de cambios automática de seis velocidades Steptronic.

Un coche con un motor tan potente debe tener un bastidor a la altura. Por ello, el Mini John Cooper Works 2015 recurre a un sistema de frenos desarrollado por Brembo con pinzas fijas que garantizan una óptima capacidad de frenado. Para resultar más llamativas, van pintadas en tono rojo.

El Mini John Cooper Works lleva de serie las llantas de aluminio de 17 pulgadas John Cooper Works de diseño Race Spoke. Opcionalmente, existen una versión de 18 pulgadas.

El chasis también se ha modificado. Por ejemplo, el eje delantero tiene unos soportes basculantes en aluminio y el eje posteriores es más rígido y pesa menos gracias al uso de aceros de alta resistencia. Todo para lograr un comportamiento muy ágil y divertido. Por cierto, no le falta el control electrónico el bloqueo del diferencial (EDLC) y, opcionalmente, puede llevar el control dinámico de la suspensión (DDC).

Como es todo un John Cooper Works, el diseño de la carrocería se ha puesto a la altura de las circunstancias. Por ello, estrena un faldón delantero exclusivo con prominentes entradas de aire que ocupan el espacio de los faros antiniebla del resto de versiones del Mini Hacth. Lógicamente, tanto el faldón lateral como el trasero –con su doble salida de escape- son específicos de esta versión. Lo mismo sucede con el alerón trasero.

El ambiente deportivo sigue siendo la nota dominante del habitáculo. El nuevo Mini John Cooper Works estrena unos asientos exclusivos con tapicería Dinamica que tienen los reposacabezas integrados. El volante deportivo es multifunción y puede llevar las levas del cambio en la parte trasera en caso de que el coche tenga cambio automático.

No te pierdas: 'Los Mini Coupé y Roadster tienen los días contados'

El Mini John Cooper Works también puede llevar el Mini Head-Up-Display, desde esta pantalla que está a la vista del conductor, se muestra información sobre la velocidad, indicaciones del navegador y datos sobre la velocidad máxima a la que se puede circular por la vía por la que conduces. Pero además, si escoges el modo de conducción más deportivos, podrás tener información sobre el momento óptimo para cambiar de velocidad.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches