Noticia

Así será el Mercedes Sport Cruiser, el sucesor del Clase R

Así será el Mercedes Sport Cruiser, el sucesor del Clase R

Luis Meyer

11/11/2013 - 10:38

La firma alemana ya está reflexionando sobre el sustituto de su Clase R: el Mercedes Sport Cruiser. Será un vehículo muy polivalente, ya que responderá a los nombres de familiar, monovolumen y coupé por igual.

Mercedes no suele atinar con los modelos que no entran dentro de una categoría convencional. Por ejemplo, sus furgonetas. El Vaneo fue un fracaso, la Mercedes Vito demasiado funcional, la Viano un trasunto de minibus. También la más refinada Mercedes Clase R ha estado por debajo de las expectativas: demasiado grande, demasiado caro. Aun así, la marca de la estrella no se desanima: tiene en la parrilla de salida la nueva Mercedes Clase V, una vez más, una versión refinada de la Vito, y ya está planeando la nueva Clase R, que se llamará Mercedes Sport Cruiser.

Deberá ser un vehículo para viajar, pero a la vez una caja de sorpresas que esconde en realidad tres coches: un familiar con mucho espacio para equipaje, una furgoneta con tres filas de asientos, siete plazas y un elegante coupé.

Para empezar, los tres metros de batalla hacen suponer que lo de las tres filas de asientos es un hecho. El Volkswagen T5 también llega a esa longitud, aunque es tan alta como un minibus, y Mercedes quiere que el aspecto sea el de un elegante vehículo: bajo, con sabor a coupé, con cinco metros de longitud total como máximo. El resultado será una mezcla del Mercedes Clase E , la Clase B y el CLS Shooting Brake. 

Otro de los atractivos será la flexibilidad de sus asientos. Debe ser capaz de ofrecer seis o siete plazas, y en la tercera fila cada asiento será regulable individualmente y podrá deslizarse o 'sumergirse' en el suelo. Así, en la combinación de cinco o cuatro plazas el espacio para las piernas será gigantesco, igual que el maletero. Además, todas estas complicadas maniobras se podrán hacer de forma automática, con sus respectivos botones. 

Lo más probable es que el nuevo Mercedes Sport Cruiser prescinda de las puertas deslizantes y se opte por unas convencionales. La razón: Mercedes quiere alejar de su nuevo modelo, lo máximo posible, la imagen de vehículo industrial. Además, aporta ventajas de confort, como que con las puertas de bisagra el ruido aerodinámico es menor.

Y hablando de confort: existirá como opción una suspensión por aire para que, con una batalla tan larga, los pasajeros de detrás también vayan cómodos. Además, por un precio extra la parte trasera del habitáculo tendrá climatización independiente, un techo de cristal que se abre en diferentes secciones y sistemas electrónicos de asistencia que dan un paso más hacia la conducción autónoma. Cámaras que captan los ángulos muertos, sensores que reconocen el tráfico latera y que activan sistemas para que el coche frene o gire por sí mismo ante situaciones de emergencia. Y, como ya es seña de identidad en la casa, la parte superior de la consola central del Mercedes Sport Cruiser estará presidida por una gran pantalla táctil.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches