Skip to main content

Noticia

Motor

Mercedes CLS 260, ¿cómo es el CLS de acceso a gama?

Mercedes CLS 260
¿Cómo es el Mercedes CLS 260 de acceso a gama? Esta nueva versión acaba de ser lanzada y equipa un pequeño motor de gasolina de cuatro cilindros.

En España, y en el mercado europeo en general, el Mercedes CLS está disponible en un amplio surtido de motores de cuatro y seis cilindros con opciones diésel y gasolina con hibridación suave. La berlina, que comparte plataforma con el Mercedes Clase E, es una alternativa para quienes buscan un coche de buen tamaño con un estilo más deportivo. Sin embargo, acaba de lanzarse una nueva versión de acceso a gama un tanto peculiar. ¿Cómo es el Mercedes CLS 260?

No te pierdas: Mercedes CLS 2020, estos son sus cambios frente al primer CLS

El nuevo CLS 260 es una versión de acceso a gama con un pequeño motor de gasolina de cuatro cilindros. El número de cilindros no debería ser realmente un problema, ya que en Alemania se comercializa el CLS 220 d con un motor de 2.0 litros turbodiésel y 194 CV de potencia por un precio de 57.792 euros, una versión que, en realidad, representa la opción de acceso a gama en el país germano, lejos del CLS 350 que supone la opción más pequeña dentro de la oferta en España.

¿Cómo es el Mercedes CLS 260 de acceso a gama?

Esta mecánica es un 2.0 litros turbo de cuatro cilindros 299 CV de potencia asociado a un pequeño motor eléctrico de 10 kW (14 CV). En España, está disponible desde 70.400 euros. Sin embargo, en China ahora tienen una opción incluso más pequeña. Se trata del CLS 260, que está disponible en el país asiático desde 576.800 yuanes (74.300 euros al tipo de cambio actual), y apuesta por un motor más pequeño y menos potente.

En concreto, se trata de un motor de gasolina de 1.5 litros y cuatro cilindros que desarrolla 184 CV de potencia y 280 Nm de par motor máximo, el cual, al igual que el CLS 350 antes descrito, se apoya en la tecnología Mild Hybrid para mejorar los consumos y las emisiones. Envía la potencia al tren trasero a través de un cambio automático 9G-TRONIC de nueve relaciones.

Este motor, que encontramos también al Mercedes C 200 en España, necesita 8,7 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado, una cifra que, si bien no lo hace extremadamente lento, tampoco lo convierte en un deportivo prestacional. Además, en China también se comercializa una versión idéntica para el Clase E, el E 260, aunque con un sistema de tracción total 4MATIC que retrasa hasta los 9 segundos el sprint de 0 a 100 km/h.

¿Por qué vende Mercedes un coche tan grande como el CLS con un motor tan pequeño? La razón es la menor carga fiscal en comparación con los vehículos equipados con una cilindrada superior a 1.5 litros, lo que se traduce en un precio de venta más competitivo, ya que el precio de venta es aproximadamente 10.000 euros inferior al del CLS 300 que en China se comercializa.

Etiquetas:

Coches nuevos

Y además