Skip to main content

Noticia

F1

¡En menos de un respiro! Brutal final de la Nascar en Daytona

NASCAR Xfinity

La carrera de la NASCAR Xfinity Series en Daytona acabó de una forma nunca vista... ¡Espectacular!

Este fin de semana, en Estados Unidos se celebraba una de las carreras más icónicas del mundo del motor en América: las 500 Millas de Daytona, la Daytona 500. Como parte de este evento se celebró una de las pruebas del campeonato NASCAR Xfinity Series. Además de numerosos sobresaltos sobre el óvalo de Florida, allí se vivió uno de los finales más apretados del automovilismo: ¡0,0004 segundos de diferencia!

Es probable que la carrera de la NASCAR Xfinity Series pase a la historia como la carrera en la que se vio el final más apretado del automovilismo deportivo hasta el momento. Nos faltan datos para saber si ha sido el final más apretado de la historia, pero no hay duda de que no hay muchas carreras en las que dos pilotos hayan cruzado la línea de meta tan cerca.

En la Fórmula 1, el final de carrera más ajustado tuvo lugar en el Gran Premio de Italia del año 1971, disputado en el Circuito de Monza. Allí el británico Peter Gethin batió al sueco Ronnie Peterson por solo 0,010 segundos; el tercero, François Cévert fvio la bandera a cuadros ¡a 0,090!

Más increíble aún fue lo que pasó en el GP de Europa de 1997, celebrado en Jerez, donde tres pilotos (Jacques Villeneuve, Michael Schumacher y Heinz-Harald Frentzen) marcaron el mismo tiempo en la sesión de clasificación. ¿Cómo se resolvió el entuerto? Se llevó la pole Villeneuve, que fue el primer piloto en conseguir el tiempo más rápido y el reglamento dictaba que él debía ser el dueño de la 'pole'.

Este domingo, a estos apretados finales, se ha añadido la llegada de la carrera de Daytona, en la categoría Xfinity Series. Tyler Reddick y Elliot Salder acabaron prácticamente empatados. Hubo que irse hasta el cuarto decimal para ver quién era el vencedor, que finalmente fue Reddick, con una ventaja de ¡0,0004 segundos! Brutal y brutal es también la llegada.

La victoria en las 500 Millas de Daytona de la NASCAR fue para el estadounidense Austin Dilon, de 20 años, a bordo del coche número 3 del equipo Richard Childress Racing. Hubo hasta 24 cambios de líder, por parte de 14 pilotos diferentes, y numerosas interrupciones que dieron una gran emoción a esta legendaria prueba.

 

 

Imagen: NASCAR Xfinity

Lecturas recomendadas