Logo Autobild.es

El mecánico español de coches de lujo que atiza a sus dueños por su tacañería

El mecánico español de coches de lujo que atiza a sus dueños por su tacañería

Pedro Carralero, mecánico español que se ha hecho un hueco en redes sociales, afirma que los propietarios de los coches de lujo, no realizan revisiones periódicas. 

Hay muchos conductores y conductoras que, una vez se compran un coche, no se molestan en hacer las revisiones periódicas que le corresponden. Aspectos como estas revisiones periódicas, así como el cambio de piezas o el mantenimiento diario no son sólo fundamentales para prolongar la vida del coche, sino también para preservar la seguridad vial

Pedro Carralero García, mecánico español que cuenta con un taller en España, y no sólo eso, sino que también acumula un total de 196.000 seguidores en Instagram (@pedriito_gt), se refiere a todas aquellas personas que compran coches caros como un Porsche o un Ferrari, pero que los desatienden. 

Se refiere, como decimos, a aquellos coches que, por su aspecto exterior, siempre parecen estar en perfecto estado. Sin embargo, Pedro dice que, una vez los dueños los llevan a su taller, la cosa cambia, y esa perfección desaparece

Los dueños de los coches de lujo descuidan sus vehículos 

El mecánico malagueño especializado en coches de media-alta gama comparte su trabajo en sus redes sociales, así como detalles interesantes sobre el cuidado y las peculiaridades de vehículos que muchos consideran un sueño. 

Nunca vayas al taller sin las ideas claras, porque te puede pasar lo que a John Cena

Su taller, situado en Marbella, recibe diariamente coches exclusivos como el Peugeot 208, el Audi RSQ8, el Cupra Formentor VZ5 e incluso un Mini Morris 850 de 1972. El diario La Vanguardia se ha puesto en contacto con él para conocer cuáles son las marcas más problemáticas, así como las averías más costosas, entre otras cosas. 

Aunque podamos llegar a esperar que quienes invierten mucho dinero en comprarse un coche, también lo hacen en su mantenimiento posterior, Pedro no opina igual. “La mayoría de la gente que compra coches por encima de los 50.000€ lo hace como un negocio, no como un verdadero disfrute”, dice. 

Intentan obtener el máximo beneficio y no invierten”, asegura. Asimismo, añade: “Los coches son muy duros. Casi ninguno está bien y todos andan. Con eso parece que les llega”. Además, Pedro comenta que ha encontrado situaciones alarmantes en su taller. 

Coches de 50.000€ con ruedas con alambres o pastillas de freno gastadas”, señala. No obstante, las averías más comunes asegura que están relacionadas con las baterías. Son una de las reparaciones más económicas para los usuarios, pero generan muchos problemas en coches de gama alta como Ferrari. 

Directivos de Volkswagen no podrán usar Porsche como coche de empresa

“Por lo general, esos vehículos se vuelven locos cuando se quedan sin batería. El sistema genera muchos fallos y su cambio y una especie de reseteo del vehículo para ponerlo en orden son algunos de los trabajos más demandados”, dice. 

"Mi experiencia con Ferrari es muy mala"

Es importante tener en cuenta que muchos de estos coches permanecen guardados durante largos periodos y muchos propietarios no usan estabilizadores de corriente, lo que hace que las baterías se agoten. Por otro lado, Pedro explica que las reparaciones más costosas están relacionadas con los embragues de la caja de cambios o el motor. 

Hablamos de entre 15 y 20.000 euros en coches de este tipo. Por ejemplo, nos encontramos con un Audi RS6 2015”, declaró al diario mencionado. “Es el caso también del Jaguar F-Pace, la misma operación de cambio de motor se sitúa en torno a los 16.000 - 18.000 euros”, añade. 

Pero esta no es la reparación más cara que ha encontrado, sino que tiene que ver con un Audi RS6. “El cambio de motor completo con turbo de un Audi RS6 2021 costó 75.000 euros”, afirma el mecánico. Pero Pedro asegura que esto se trata de algo puntual: 

Hispano Suiza Carmen Sagrera, el coche español repleto de lujo que casi nadie conoce

Sólo hice uno en colaboración con Audi España y el coche estaba en garantía, de manera que cubrió casi la totalidad de la factura”. Por supuesto, el mantenimiento de este tipo de coches, al igual que su compra, no son baratos, así como tampoco sencillos. 

Mi experiencia con Ferrari es muy mala porque cada vez que hay que pedir repuestos, el servicio tarda de siete a diez días y los pedidos sólo salen los martes y los jueves. Va muy lento”, señala Carralero García. 

Asimismo, concluye comentando que “Bugatti es de lo más costoso que hay” y, en el caso de Lamborghini, “ahora que ha integrado en su modelo Urus muchas piezas del grupo Volkswagen, es más fácil de mantener, en el sentido de que hay más repuestos”. 

Conoce cómo trabajamos en Autobild.